David con-vence a Goliat en el viaje a Ítaca de la comarca de la Jara

Yolanda Martínez

…Cuando emprendas tu viaje a Ítaca

pide que el camino sea largo,

lleno de aventuras, lleno de experiencias.

No temas a los lestrigones ni a los cíclopes

ni al colérico Poseidón,

seres tales jamás hallarás en tu camino,

si tu pensar es elevado, si selecta

es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo…

La comarca de la Jara ha iniciado su propio viaje hacia Itaca. Constantino Cavafis, el autor griego de este poema, nos habla de la importancia de disfrutar del camino hasta llegar a esa meta final, que en este caso, no es ni más ni menos que ese estado deseado en el que el conjunto de la población de la Jara, residentes, vinculados y futuros repobladores queremos ver a nuestros queridos y entrañables pueblos.

El viaje comenzó fijando las bases de nuestra propia identidad como jareños, esa que nos quieren quitar, hecho que se constata en la Estrategia Política de Inversión Territorial Integrada (ITI) en la que el Gobierno Regional de Castilla la Mancha nos ha dado el nombre de comarca de Talavera. ITI es una herramienta que permite aplicar estrategias territoriales de un modo integrado y puede incluir inversiones de Fondo de Desarrollo Regional Europeo (FEDER), el Fondo Social Europeo (FSE) y el Fondo de Cohesión. La ITI que se mantiene actualmente vigente en Castilla la Mancha está pensada para hacer frente al despoblamiento pero lamentablemente se ha diferenciado por un erróneo planteamiento, la escasez de resultados hasta la fecha, su reparto desigual y el mínimo soporte ofrecido a las Entidades Locales. Esto último lo hemos podido apreciar en pequeños Ayuntamientos como los de la Jara, que en algunos o muchos casos carecen de los recursos técnicos y económicos necesarios para plantearse este tipo de subvenciones y proyectos.

Y con este tipo de políticas, nuestra identidad y valores, nuestro legado y opciones de futuro, poco a poco se van diluyendo, por las decisiones de unos, la dejadez de otros y el envejecimiento de los nuestros, por la despoblación, la desvertebración, el desequilibrio territorial y el desempleo al que nadie planta cara salvo las cooperativas, empresas y autónomos que valientemente siguen tirando de este carro comarcal y los planes de empleo públicos que normalmente no son sostenibles en el tiempo por no estar ligados a las auténticas necesidades de desarrollo de los diversos territorios de la región.

Pero como he mencionado anteriormente, el colmo de los colmos en cuanto a identidad se refiere, es que le quiten a uno su propio nombre. Y en la ITI, ya no somos comarca de la Jara, somos comarca de Talavera y en los dos grupos de desarrollo rural que actúan en la Jara y que atienden a los nombres de ADC-Tierras de Talavera y GDR Montes de Toledo se ha dividido a nuestros pueblos jareños, coartando así la estrategia de cohesión y desarrollo común comarcal que marca la directriz europea. Y hemos llegado hasta el punto de que nuestra propia gente, a veces, ya no sabe muy bien si es de Tierras de Talavera, de los Montes de Toledo o es de la Jara.

Y en ese contexto es en el que Impulso a la Jara ha comenzado su viaje a Ítaca, cogiendo el testigo de la esperanza basada en un futuro mejor y echando mano de la proactividad, la resiliencia y la cooperación, valores que han caracterizado a nuestra tierra, en la que nuestros antepasados se enfrentaron a duras pruebas y sin embargo las superaron saliendo fortalecidos con ello, como nosotros ahora.

Nuestro principal motivo es salvar la Jara, y para ello hemos actualizado la historia bíblica de David y Goliat, adquiriendo el rol de David, aunque esta vez, no para luchar de un modo convencional contra Goliat, símil de las instituciones. No buscamos un enfrentamiento con el Gobierno de nuestra tierra, queremos aportar para sumar y construir, ya que nuestra intención, parafraseando a Unamuno no es vencer sino convencer, no es conquistar sino convertir y por ello queremos mostrarles que la Jara tiene un valor y talento especial y que a pesar de su envejecimiento, se siente más viva que nunca y cree que necesita una estrategia política diferente, dirigida a ella en exclusiva, como lo que es, una comarca delimitada territorial y administrativamente por el órgano competente, que no es otro que la Diputación de Toledo, pero que ha sufrido el abandono y la desigualdad durante mucho tiempo y que quiere demostrar con el proyecto de empleo y emprendimiento que plantea Impulso a la Jara que puede repoblar la comarca y con ello ayudar a Talavera de la Reina a salir adelante. Y es que estamos convencidos de que si a la Jara le va bien, esto va a beneficiar también a Talavera, ciudad a la que valoramos y queremos, en la que han nacido los hijos de muchos de nosotros, con un grave problema de desempleo, que está adquiriendo una mentalidad de pobreza sostenida y fractura social y que sus dirigentes tendrán que abordar como mejor consideren pero que nunca debería ser tomando fondos europeos para la despoblación que pertenecen a unos pueblos luchadores y humildes de la comarca de la Jara que los necesitan para alcanzar sus objetivos.

Para finalizar solo quiero decirles algo, que la Ítaca a la que nos dirigimos y donde queremos llegar es la innovación, la nueva ruralidad que ya hemos prototipado en nuestro país de un modo transversal, un grupo de 100 personas del territorio nacional. Y mientras llega el futuro, seguimos avanzando, abriendo caminos y mañana día 12 de octubre, a las 9:00 horas, iniciaremos la primera etapa jareña entre los Navalmorales y Espinoso del Rey del Camino Romano o Eclesiástico de Guadalupe que parte de Toledo, ciudad Patrimonio de la Humanidad y que recorre nuestra comarca de este a oeste durante 76 kms. Para nosotros, una importante vía de desarrollo sostenible a tener en cuenta. Por este motivo, visibilizamos y pedimos a la Diputación Provincial un compromiso firme de poner en marcha este proyecto.

Esta acción simboliza el impulso de una tierra que no se detiene. Estáis todos los actores del territorio invitados a recorrerlo, que nadie se dé por excluido, porque el Impulso a la Jara es cosa de todos.

Para finalizar quiero dejar claro un mensaje, somos una asociación de cooperación e innovación social que promueve el empleo y emprendimiento a través de la detección de oportunidades presentes en el territorio, buscamos una colaboración público-privada y ayudamos a dinamizar la actividad económica, medioambiental y social en la comarca de la Jara para hacer crecer su población.

¡Adelante la Jara! La repoblación está en marcha. David puede con-vencer a Goliat.

David y Goliat pueden hacer crecer a la comarca de la Jara.

Yolanda Martínez

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!