David Bisbal pone en peligro la «tregua» con Elena Tablada

Han pasado 8 años desde que David Bisbal y Elena Tablada decidieran poner punto y final a su matrimonio. En un caso que recuerda irremediablemente al de Paula Echevarría y David Bustamante, la pareja comparte una hija en común, Ella, que es lo más importante para ambos.

Ha sido precisamente un asunto relacionado con la protección de la pequeña, de 9 años, lo que condujo al exmatrimonio a los tribunales. El almeriense decidió demandar a la diseñadora por considerar que el contenido que publicaba en sus redes sociales, y en el que aparecía su primogénita, vulneraba su «honor y derecho a la intimidad». Según sostenía el cantante, Tablada exhibía «públicamente la imagen de la hija que tienen en común», asociándola «a marcas publicitarias, a pesar de la falta de consentimiento paterno», que se había comunicado en reiteradas ocasiones.

Finalmente, el pasado mes de abril, se conoció a través de la revista «¡HOLA!» la resolución que ponía fin al enfrentamiento de la expareja: ninguno de los dos tendría que hacerse cargo de los costes del juicio ni Tablada debía eliminar las imágenes de su hija que ya aparecen en su perfil de Instagram.

No obstante, se determinó que los dos tendrían que limitar las publicaciones de la menor, y estas habrían de cumplir algunos requisitos: no mostrar su rostro, proteger su intimidad y, además, no vincular su imagen con ninguna marca o producto.

Tras el fin de la guerra judicial ambos parecieron contentos con el resultado y sus diferencias dieron paso a una notable calma. Sin embargo, una de las últimas publicaciones de Bisbal podría enfadar a su exmujer. Y es que, con motivo de las vacaciones familiares que está disfrutando junto a Rosanna Zanetti, Matteo y Ella, ha compartido una imagen en la que aparece su hija.

No obstante, poco tiene que ver con el tipo de instantáneas que compartía su madre y que, por orden del juez, ya no podrá volver a publicar. En esta nueva fotografía el almeriense posa sonriente mientras que su pequeña aparece de espaldas, por lo que no se le ve el rostro. Aún así, vistas las idas y venidas de la expareja tras su divorcio, este contenido podría llegar a molestar a Tablada.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!