curiosidades sobre la «batalla» de tomates

A pesar de ser una de las fiestas más conocidas y de tratarse de la batalla de tomates más grande del mundo, los orígenes deLa Tomatina no están del todo claros y existen varias versiones.

La historia más conocida de los inicios de esta tradición cuenta que el último miércoles de agosto de 1945, durante un desfile de gigantes y cabezudos, unos jóvenes hicieron que uno de los participantes cayera. Este, muy enfadado, comenzó a lanzar todo lo que estaba a su alcance. En respuesta, los jóvenes tomaron los tomates de un puesto de verduras y comenzaron a lanzarlos, lo que provocó una guerra de tomates que finalizó cuando las fuerzas del orden público frenaron la batalla. Sin embargo, el año siguiente repitieron el acto, y así comenzó la tradición.

Algunos cuentan que su origen se debe a una broma a un hombre que cantaba en la plaza del pueblo. Un grupo de jóvenes que le escucharon empezaron a lanzarle tomates de un puesto de verduras porque no lo hacía demasiado bien y, como consecuencia, el resto de personas que había en el lugar decidió unirse y se formó una batalla de tomates.

A pesar de que la fiesta permaneció prohibida durante los años 50, en 1957 se celebró el «entierro del tomate», una manifestación en la que los vecinos, acompañados con una banda de música que interpretaba marchas fúnebres, portaron un ataúd con un gran tomate dentro. Con este acto lograron instaurar la fiesta oficialmente.

De hecho, La Tomatina fué declarada «Fiesta de Interés Turístico Internacional»porque gente de todo el mundo acude, año tras año, a disfrutar de una de las batallas más pacíficas del mundo.

Imagen de archivo de dos jóvenes en La Tomatina – MIKEL PONCE

Sin embargo, hace tres años,«La Tomatina» fue criticada a través de las redes sociales cuando Nigeria estaba sufriendo una fuerte escasez de tomates a causa de una polilla, a pesar de que el tomate que se lanza no es apto para el consumo humano porque no cumple los requisitos del mercado nacional de España.

También, otros paises han importado la idea de lanzarse tomates a sus fiestas, como es el caso de la localidad colombiana de Sutamarchán y Guangdong (China). Sin embargo, La Tomatina se trata de una marca registrada y ningún otro pueblo puede hacer uso del nombre «La Tomatina» en caso de hacer una guerra de esta fruta en ningún otro sitio.

A diferencia de otras fiestas populares, «La Tomatina» tan solo dura una hora. El pistoletazo de salida se marca a las once de la mañana y, cuando el reloj marca las 12, un segundo disparo marca el fin de la batalla. Y, por supuesto, la fiesta cuenta con unas normas básicas y consejos para garantizar la seguridad de los participantes.

Aunque se trata de una fiesta en la que las calles de Buñol y los asistentes a «La Tomatina» finalizan la batalla empapados en el rojo del tomate, la mayoría de asistentes van vestidos de blanco. Además, muchos de ellos lucen el famoso «casco-sandía» y, en ocasiondes, gafas de buceo para protejerse de los futuros tomatazos.

También, antes de comenzar la batalla se juega al tradicinal «palo-jabón». Un jamón se coloca en lo alto de un poste que está enjabonado y quien consigue llegar hasta él se lo lleva a casa.

De hecho, esta fiesta que ha convertido a Buñol en una fecha señalada en el calendario de españoles y extranjeros cuenta incluso con una banda sonora compuesta por el grupo «Malsujeto», que le dedicó «Todo del Mismo Color» a «La Tomatina».

Y para aquellos que no puedan asistir a la batalla de tomates o que se queden con ganas de más tras la jornada, existen algunas apps con el nombre de «La Tomatina» basadas en el propósito de la fiesta: lanzarse tomates.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!