Cuando los acusados del 1-O se plegaban ante el Supremo

La petici√≥n de los 18 procesados del 1-O de que la causa se traslade al Tribunal Superior de Justicia de Catalu√Īa (TSJC) para no ser juzgados en el Tribunal Supremo llega apenas un a√Īo despu√©s de que sus defensas emplearan todos sus esfuerzos en conseguir justo lo contrario: que fuera precisamente el Alto Tribunal el que los investigara y juzgara. No fueron pocos los escritos dirigidos a la Audiencia Nacional y al Supremo para que este √ļltimo asumiera la competencia en detrimento de la juez Carmen Lamela, en quien inicialmente recay√≥ la querella contra los exconsejeros.

Una vez que los hoy acusados consiguieron su prop√≥sito y el juez Llarena acept√≥ asumir la investigaci√≥n relativa al ¬ęexgovern¬Ľ (sum√°ndola a la que ya instru√≠a contra Forcadell y los imputados de la Mesa del Parlament) parec√≠a que las aguas hab√≠an vuelto a su cauce. Los exconsejeros de Puigdemont, a los que Lamela hab√≠a enviado a prisi√≥n, se plegaban ante el Supremo con el mismo optimismo que manifestaba el exdiputado Josep Nuet tras declarar por primera vez ante Llarena el 9 de noviembre de 2017. ¬ęSu actitud con nosotros ha sido impoluta y supone una brizna de esperanza (‚Ķ). Estaba clar√≠simo que el Supremo quer√≠a hacer de Supremo. Es el Estado en el sentido profundo de la palabra. La Audiencia Nacional es una seta en el sistema judicial espa√Īol¬Ľ, criticaba el hoy acusado.

Hasta el abogado de Junqueras y Romeva (anta√Īo tambi√©n de Forcadell), Andreu Van den Eynde ‚Äďquien tendr√° un papel clave en el juicio del ¬ęproc√©s¬Ľ‚Äď argument√≥ en un escrito a Llarena que el Supremo deb√≠a quedarse con el caso al ser el objeto de ambos procesos (el que empez√≥ en la Audiencia y el del Supremo) ¬ęcoincidente o, en cualquier caso, conexo¬Ľ. La querella describe unos delitos, se√Īalaba el letrado, ¬ęque por su estructura t√≠pica de comisi√≥n basada en actuaciones grupales y reparto de cometidos, s√≥lo puede ser abordada desde un √ļnico proceso¬Ľ, dec√≠a.

Pero la investigaci√≥n avanzaba, y la acumulaci√≥n de indicios delictivos contra los l√≠deres independentistas iba frustrando las expectativas de los imputados, cuya estrategia procesal dio un giro en aras de dilatar el procedimiento. Pasaban as√≠ de pedir Llarena que acumulara las investigaciones abiertas en Audiencia Nacional, TSJ de Catalu√Īa y distintos juzgados de Barcelona, a plantear de forma reiterada una supuesta falta de competencia del Supremo que ha habido que dirimir en una vista monogr√°fica, la celebrada el pasado martes en medio de una enorme expectaci√≥n medi√°tica. En ella, los abogados defendieron con vehemencia la competencia del TSJC, el mismo que juzg√≥ a Artur Mas por la consulta ilegal del 9-N de 2014, y acusaron a la Fiscal√≠a de elegir el tribunal en el que present√≥ sus querellas (una contra el ¬ęexgovern¬Ľ y otra contra Forcadell y los exdiputados de la Mesa del Parlament) por ¬ęconveniencia¬Ľ. Los procesados argumentan que los delitos que la Fiscal√≠a, Abogac√≠a del Estado y Vox les atribuyen se habr√≠an cometido en el territorio de la comunidad aut√≥noma de Catalu√Īa, por lo que es al TSJ al que corresponde juzgarles.

El ¬ęcoraz√≥n del Estado¬Ľ

Por contra, el Ministerio P√ļblico considera, por un lado, que el √≥rdago secesionista trascendi√≥ del territorio auton√≥mico y toc√≥ de lleno el ¬ęcoraz√≥n del Estado constitucional¬Ľ espa√Īol; y, por otro, que en la comisi√≥n de esos delitos hay un componente internacional que impide que sea el tribunal auton√≥mico el que enjuicie el caso. Se trata de actividades como la del Diplocat, la creaci√≥n de un registro de votantes en el exterior, la gesti√≥n de locales para votar fuera, la contrataci√≥n de observadores internacionales o la creaci√≥n de p√°ginas web en el extranjero para sortear la clausura judicial.

En los pr√≥ximos d√≠as est√° previsto que el tribunal del 1-O resuelva sobre su competencia. Todo apunta a que lo har√° reiter√°ndola, como ha hecho en ocasiones anteriores. Ser√° entonces cuando se fije el calendario del juicio, que arrancar√° a finales del pr√≥ximo mes de enero o principios de febrero ya con los 18 procesados sentados en el banquillo por los delitos de rebeli√≥n, malversaci√≥n de fondos p√ļblicos y desobediencia.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!