Críticas del Gobierno a Fernández por su postura sobre Venezuela

Bullrich y Finocchiaro fueron los voceros elegidos

Desde la Casa Rosada replicaron duramente al candidato kirchnerista por afirmar que el régimen de Maduro no es una dictadura y que en el país funcionan las instituciones

El ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, fueron los voceros elegidos para enfrentar ayer con dureza al candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, por su postura respecto de Venezuela.

Los funcionarios criticaron los dichos del candidato, quien dijo que en Venezuela no hay una dictadura y aseguró que “funcionan las instituciones”, según lo expresó en una entrevista televisiva.

“Cuando los miembros de la Corte Suprema se tienen que exiliar, y se encarcela a los legisladores. Cuando aquel que tiene una disidencia es detenido, cuando no hay libertad de expresión ni capacidad de generar una oposición en una lógica democrática, se entiende que eso tiene una característica dictatorial”, dijo ayer Bullrich tras la reunión de gabinete en la Casa Rosada.

Y añadió: “Ha habido un giro importante en el pensamiento de Fernández en relación a lo que podía pensar hace unos meses sobre Venezuela, evidentemente se acercó a la postura que viene tomando el kirchnerismo de solventar, junto a Irán, Rusia o Cuba, al régimen venezolano”.

Finocchiaro, en tanto, no se quedó atrás con las chicanas a Fernández. “Se vota en Cuba y en Irán, y ambas son dictaduras”, agregó el funcionario, en línea con la postura de la Cancillería en relación con el régimen del venezolano Nicolás Maduro.

El candidato presidencial del Frente de Todos había señalado que “las dictaduras tienen un origen no democrático; no es el caso de Venezuela”.

“Entiendo que Venezuela ha superado largamente la marca de un régimen autoritario para ser claramente una dictadura donde la violación de derechos humanos es masiva, como lo ha probado el informe de la alta comisionada de las Naciones Unidas Michelle Bachelet”, agregó luego, en declaraciones radiales, el canciller Jorge Faurie.

La réplica contra Fernández también incluyó a decenas de venezolanos que residen en Argentina, quienes le contestaron a través de las redes sociales (ver aparte).

Contra Grabois

En su primera reunión luego de las manifestaciones en su favor del sábado pasado, el gobierno de Mauricio Macri salió además a responder, en duros términos, a las críticas de dirigentes del kirchnerismo en relación con las marchas de apoyo que se desarrollaron en Plaza de Mayo y en muchas ciudades del país.

“Estamos a favor de que la gente se manifieste, sin molestar a nadie y en forma pacífica”, dijo Finocchiaro. De inmediato, el funcionario apuntó contra el dirigente de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Juan Grabois, quien afirmó que el sábado se apoyó a un “selecto grupo de garcas e hipócritas”, en relación al Gobierno.

Grabois también dijo que la multitud estaba “muy movilizada con un sentimiento gorila, muy viejo y muy dañino para la Argentina”, conformada por “una generación un poco fanfarrona de gente que mira por arriba del hombro”.

“No entiendo que haya gente que se haya molestado por lo que pasó el sábado, algo pacífico, una demostración de ciudadanía, y mucho menos (entiendo) a un chico bien que cree tener el monopolio de la calle, y se hace el popular comiéndose las eses”, disparó Finocchiaro en relación al dirigente social.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!