Cristiano Ronaldo vende más barata su mansión inglesa

Compró por 4,2 millones de euros y, doce años más tarde, está dispuesto a vender por 3,6 millones. Cristiano Ronaldo ha sacado al mercado, a través de la inmobiliaria Benson Bunch State, la mansión en la que se instaló durante su última etapa en el Manchester United (militó en el club inglés entre 2003 y 2009), rebajándola 600.000 euros de lo que en su día pagó. La propiedad está situada en Alderley Edge (Cheshire), a 38 kilómetros de Manchester. Un inmueble de lujo que facilitó su vida en tierras británicas, donde dio el salto al olimpo de los dioses del fútbol bajo el paraguas del sir Alex Ferguson.

Según las imágenes facilitada por la inmobiliaria, la planta baja cuenta con un amplio recibidor, una oficina, un guardarropa, una sala de juegos, un gran salón con terraza, una cocina con office y un comedor. En el entresuelo se encuentran el lavadero, la sala de cine, el gimnasio, una piscina interior, una sauna y un jacuzzi. Mientras, la primera planta alberga la suite principal con dos baños y vestidor, una suite adicional para invitados y tres habitaciones. Garaje, aparcamiento, jardines y terrazas apuntalan el espectacular enclave.

Alquiler por 7.000 euros

Cuando en 2009 fichó por el Real Madrid, ya intentó CR7 desprenderse de la vivienda por una cantidad superior a la que pide hoy en día. No consiguió su propósito, de modo que en 2014 colocó la vivienda en el mercado de alquiler. El lateral del Manchester Luke Shaw ha sido hasta la fecha quien ha habitado la casa a razón de 7.000 euros al mes. Sin embargo, Ronaldo ahora ha decidido vender.

¿Por qué ahora? No parece casualidad que la operación se produzca precisamente en uno de los momentos más delicados del cinco veces ganador del Balón de Oro. El próximo 14 de enero tiene previsto regresar a España para presentarse en la Audiencia Provincial de Madrid y reconocer que defraudó 14,7 millones de euros a Hacienda, además de aceptar una condena de dos años de cárcel que no se hará efectiva pues no concurren antecedentes.

Casa de Cristiano Ronaldo en Manchester

Por otro lado, aún puede dilatarse en el tiempo el espinoso asunto de la supuesta violación de la estadounidense Kathryn Mayorga, que puede llevarle a juicio o, en su defecto, requerirle una compensación económica por parte de la presunta víctima. El caso se complicó debido a las últimas revelaciones filtradas por el semanario alemán «Der Spiegel», el mismo al que acudió en su día la demandante para sacar a la luz los presuntos abusos.

Y mientras deshace la madeja judicial en la que está inmerso, Cristiano se afana en exhibir su aparente felicidad con Georgina Rodríguez, con quien ha sellado su compromiso a través de un intercambio de anillos de diamantes y brindando con el vino más caro del mundo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!