«Conciliamos» se extiende a partir de 2019 a los sábados y Carnaval

Puertas abiertas en los colegios también en Carnaval y los sábados que no sean vacaciones ni puentes a partir de 2019, aunque únicamente en los municipios de más de 20.000 habitantes, y no para asistir a clases, sino como fórmula de favorecer la conciliación de la vida familiar y personal en épocas no lectivas. Es una de las grandes novedades que incluye el programa «Conciliamos», dirigido a niños de entre 3 y 12 años cuyos progenitores o representantes legales trabajen, realicen actividades formativas convocadas por el Servicio Público de Empleo, presenten un grado de discapacidad igual o superior al 65%, deban atender a familiares con al menos ese grado de discapacidad o sean reconocidas como cuidadores familiares de personas dependientes.

Hasta ahora, funcionaba en los largos periodos vacacionales de navidades, Semana Santa y Verano, y de este modo añade a esas épocas otras fechas en las que los niños no tienen clase, pero en los que podrán acudir en el colegio. Eso sí, no asistirán a clases ordinarias, sino que este programa permite a los niños que asistan disfrutar de esos días realizando actividades plásticas, artísticas o deportivas; relacionadas con la naturaleza, la educación y ambiental; participar en juegos, talleres de animación a la lectura y para el fomento de la igualdad.

Además, según acordó este pasado jueves el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León, los precios por acudir a este programa estarán congelados durante 2018, 2019 y 2020, manteniendo las bonificaciones y exenciones. Así, fija una cuota que se calcula en función de la capacidad económica familiar y del número de días que el menor acuda. De este modo, las familias con una capacidad económica inferior a los 9.000 euros quedan exentas del pago; para las que oscile entre 9.000,01 euros y 18.000, será de cuatro euros al día, y de seis euros para quienes rebasen esa cuantía.

Bonificaciones y exenciones

Al igual que en convocatorias anteriores, se fijan bonificaciones, sobre todo para las familias numerosas. Las de categoría general con una capacidad económica que no supere los 40.000 euros la tendrán del 50 por ciento y quedarán exentas la de categoría especial con ese mismo límite. Y en el caso que dos o más menores de la misma unidad familiar acudan, se aplicará una reducción del precio del 25 por ciento en el segundo.

Y no abonarán cuota alguna los menores que estén bajo medidas de protección de la infancia en Castilla y León. Y como novedad a partir de este año, tampoco lo harán las víctimas de terrorismo ni los hijos de víctimas de violencia de género.

El presupuesto de la Junta para este programa -al que en 2017 acudieron 9.220 niños- es de 3,5 millones de euros durante los próximos tres años.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!