Con una nueva propuesta, María Eugenia Vidal convocó mañana a los docentes

El gobierno bonaerense trabajan para llevar una propuesta superadora a la reunión que incluya algo de la deuda pendiente del año pasado Fuente: Archivo – Crédito: Santiago Hafford

“No vamos a aceptar perder tanto poder adquisitivo. El año pasado perdimos 15 puntos ante la inflación”, reitera ante cada consulta Roberto Baradel, del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (Suteba), la figura más visible del sector gremial.

“Tomamos el planteo que nos hicieron. Pero no coincidimos en los números. En 2018, les dimos bono, presentismo, material didáctico, aparte de los aumentos”, aclaró días atrás a LA NACION Gabriel Sánchez Zinny, director general de Cultura y Educación bonaerense.

En la primera reunión realizada el 13 de febrero el gobierno de la provincia de Buenos Aires ofreció a los sindicatos que integran el Frente de Unidad Docente un acuerdo salarial para 2019 basado en la actualización de los sueldos según la inflación oficial. El ajuste por inflación fue propuesto para enero, febrero y marzo, y cada tres meses durante el resto del año.

La propuesta no fue mal recibida por los gremios, pero fue calificada de “inaceptable” por la falta de un ofrecimiento concreto que permita recuperar el poder adquisitivo de 2018 que es de 15 puntos para ellos, ante un aumento recibido de un 32% y una inflación de % 47,6.

“La diferencia es menor”, reiteran en el gobierno. Y aclaran que reconocen que “hay una deuda”. Pero agregan: “Con el bono y el presentismo llegamos al 38% la pérdida de poder adquisitivo fue de 9 puntos”.

En ese marco y con esas demandas, gobierno y gremios se reencontrarán nuevamente mañana a las 12 en La Plata Fuente: Archivo – Crédito: Santiago Hafford / LA NACION

En ese marco y con esas demandas, gobierno y gremios se reencontrarán nuevamente mañana a las 12 en La Plata.

La nueva propuesta

En estas horas, en el gobierno de Vidal trabajan para llevar una propuesta superadora a la reunión para que se sume a la realizada para 2019 que incluya algo de la deuda pendiente del año pasado.

Una de las cartas fuertes del ofrecimiento sería elevar dos mil quinientos pesos el salario mínimo que cobra un docente bonaerense. La idea es que un maestro recién ingresado al sistema con un solo cargo y sin antigüedad no cobre menos de $19.000. También apuestan a ofrecer algunos puntos de la deuda 2018 al resto de la planta docente.

Con una propuesta así buscarán dejar abierto el diálogo a futuro para seguir recomponiendo la diferencia que, si bien será menor, aún seguirá existiendo. Algo que parecido están intentando acordar otros distritos como CABA y Córdoba.

Los funcionarios están expectantes, creen que el marco de buen diálogo que primó en las cinco mesas técnicas que se realizaron luego de la última reunión debería sentar un buen precedente.

Sin embargo, Miguel Díaz de UDOCBA, el dirigente que tuvo gritos y palabras de agravios hacia los funcionarios en la reunión anterior que generaron que esta se interrumpiera, anunció ayer que su sindicato ya tiene aprobado un paro de 72 horas si no hay acuerdo. “¿Para qué nos convocaron? no hubo ninguna propuesta”, criticó.

Tampoco pasó inadvertida entre los funcionarios de Vidal la foto que se tomó la semana pasada Roberto Baradel con Máximo Kirchner y otros dirigentes del PJ bonaerense en La Matanza. Saben que deberán acostumbrarse a estas postales en un año electoral.

Mientras tanto, cerca de la gobernadora afinan los números, se predisponen al diálogo y trabajan en fortalecer la campaña, recientemente lanzada, que busca involucrar a las familias en el debate educativo.

Saben que ahí puede estar la base de apoyo para gestionar de otra manera el inmenso y difícil sistema educativo bonaerense.

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!