Con una fuerte movilización, los piqueteros intensificaron la protesta en las calles

Los cortes comenzaron en el Puente Pueyrredón, con la protesta del Polo Obrero y una de las fracciones de Barrios de Pie Fuente: LA NACION – Crédito: Ricardo Pristupluk

Marcharon al Ministerio de Desarrollo Social para reclamar que se declare la emergencia alimentaria; los cortes generaron un caos de tránsito durante varias horas en la ciudad

“No al hambre”, indicaba un cartel hecho a mano con cartulinas y fibrones, que sostenía en alto una de las mujeres manifestantes. A su alrededor, acompañaban otras consignas similares: “Macri = hambre”, “Emergencia alimentaria ya”, “Basta de ignorar al pueblo”. Entre el humo de las bengalas y el sonido de bombos y trompetas, se alzaban las banderas de Barrios de Pie, la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

Los movimientos sociales encabezaron otra jornada de protestas, esta vez frente al Ministerio de Desarrollo Social, sobre las avenidas 9 de Julio y Belgrano. Las marchas tuvieron sus réplicas en distintos puntos del interior del país.

Los cortes ocasionados por las movilizaciones desataron un caos de tránsito en el microcentro porteño, que afectó a transeúntes y automovilistas. A las 9 de la mañana, el Polo Obrero cortó el Puente Pueyrredón para reclamar que se implemente un “plan de lucha progresivo”.

Más tarde, las organizaciones piqueteras se concentraron sobre la avenida Independencia, afectando el tránsito de la autopista 25 de Mayo y de las principales arterias en los alrededores. Junto a centrales obreras como ATE y la CTA-Autónoma, se movilizaron a la sede de la cartera que conduce Carolina Stanley, donde confluyeron en un acto conjunto al mediodía.

Los reclamos de los piqueteros apuntan a obtener la prórroga de la ley de emergencia social, que vence a fines de diciembre de este año, entre otras reivindicaciones. También piden que el Gobierno declare la emergencia alimentaria y otorgue un aumento en el salario social complementario, ubicado hoy en la mitad del salario mínimo.

Otras de las medidas que exigen se relacionan con la coyuntura económica de alta volatilidad y suba del dólar, desatada después de las PASO. Concretamente, piden un aumento en las partidas asignadas a comedores y merenderos, al mismo tiempo que presionan por recibir un bono adicional de $2000, similar al que anunció el Gobierno para los trabajadores formales.

Movilización

Cerca de las 11 de la mañana, las columnas de manifestantes avanzaron sobre la 9 de Julio, identificados con pecheras de colores y banderas de sus respectivas organizaciones. La policía acompañó el desplazamiento hacia la sede de la cartera de Desarrollo Social.

Entre los manifestantes se escuchaban cantos a favor del kirchnerismo, como el clásico “Vamos a volver”. También abundaron las críticas al Gobierno: “Mauricio Macri, la yuta que te parió”, gritaban. Una mujer paseaba entre la multitud con una gigantografía de Eva Perón en brazos.

Vendedores ambulantes de gaseosas, hamburguesas, choripanes, helados, tortas fritas y otros alimentos poblaban el espacio.

El acto central de las organizaciones sociales comenzó pasadas las 12.30. Estuvieron presentes los sindicalistas Roberto Baradel, del gremio docente Suteba; Ricardo Peidró, de la CTA-Autónoma; Daniel Catalano y Hugo “Cachorro” Godoy, ambos de ATE, entre otros.

Los oradores fueron Dina Sánchez, del FPDS; Daniel Menéndez, coordinador nacional de la fracción de Barrios de Pie -cercana al kirchnerismo-; el secretario general de la CTEP, Esteban Castro, y Juan Carlos Alderete, dirigente de la CCC y candidato del Frente de Todos.

“Si el próximo gobierno no cumple con las leyes de emergencia, vamos a seguir en la calle”, anticipó Alderete, quien pareció enviarle un mensaje a Alberto Fernández. El dirigente también adelantó que habrá movilizaciones el próximo mes, cuando se discuta en el Congreso el presupuesto para el año próximo.

“Hay una estrategia comunicacional del Gobierno de agredir a los dirigentes populares. Los ministros hacen cola para pegarle a Juancito [Grabois] como si fueran tipos extraordinarios”, agregó Castro, en una clara defensa de Grabois, quien lo acompañaba en el escenario y suele confrontar con el oficialismo.

Al finalizar el acto, manifestantes y dirigentes entonaron el Himno, mientras formaban la tradicional “V” de la victoria con los dedos, que agitaban eufóricos en el aire.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!