Compromís defiende en solitario el aumento de presupuesto de À Punt

La comisión parlamentaria de Radiotelevisión Valenciana celebrada este lunes en las Cortes ha servido para comprobar el grado de desvinculación cada vez mayor de los partidos respecto a À Punt. Únicamente Compromís ha realizado un alegato a favor del aumento presupuestario para 2019 y, ya de paso, de la gestión.

La directora general del ente, Empar Marco, ha defendido el aumento de la partida de 55 a 69 millones que reclamaban con el objetivo de consolidar la puesta en marcha de este servicio público. Gran parte de su justificación ha estado basada en que 2019 es un año en el que tendrán lugar varias citas electorales, como las autonómicas, municipales y europeas (y quién sabe si las generales). «Estará en el punto de mira de todos y no queremos decepcionar a nadie ni dar argumentos a aquellos que nos quieren ver fracasar», ha llegado a señalar.

También ha reivindicado una mejora de las instalaciones debido al estado en el que se encuentra el edificio de Burjassot, la necesidad de actualizar los medios materiales o la dinamización del sector audiovisual valenciano, para lo cual ha solicitado ese incremento del presupuesto. A ello ha añadido los 22 millones de euros que quieren invertir en producción propia de contenidos.

Marco ha recordado a las formaciones que sacaron adelante la ley de creación del ente que ésta establecía que el presupuesto de la cadena estaría entre el 0,3 y el 0,6 % de las cuentas totales de la Generalitat, y que en mayo se aprobó en Las Cortes que el capítulo de personal no podía suponer más de un tercio del presupuesto, algo que se ha superado ya. «No queremos entrar en una infrafinanciación estructural de la radiotelevisión», ha afirmado.

También ha comentado, junto al presidente del Consell Rector de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació, Enrique Soriano, que frente a los 41 euros por habitante que se invierte en el resto de medios autonómicos, en el caso de À Punt son 11.

Los dardos

En el turno de los portavoces de los partidos, sin embargo, Compromís se ha quedado solo en la defensa cerrada de este incremento de la partida. Así, Fran Ferri ha indicado que «la pregunta no debe ser por qué se pide más, sino por qué nos sorprende que se haga si es lo que la norma establece».

Empar Marco, durante su comparecencia este lunes
Empar Marco, durante su comparecencia este lunes – EFE

La diputada socialista Rosa Peris ha estimado «válidos y razonables» los argumentos de Marco y ha admitido el «desastre legislativo», puesto que la ley de Acompañamiento a los presupuestos choca con la del propio ente por los topes de gasto. Pero ha aprovechado para lanzar ligeras estocadas a Marco debido a sus comparaciones con el dinero que reciben otras televisiones autonómicas como la gallega. De este modo, ha recordado que ésta cuenta con diez millones de euros en ingresos publicitarios, o que Galicia tiene una deuda del 18% del PIB mientras la valenciana se sitúa en el 42%.

Ha incidido, igualmente, en que una de las recomendaciones del responsable de ese ente cuando compareció en la comisión fue la de no cometer el error de que el gasto de personal supusiera el 50% del presupuesto. A lo que ha añadido que no sólo el edificio de Burjassot se encuentra en malas condiciones, sino muchos otros de la Administración Pública.

Deficiencias

Los representantes del PP (Rubén Ibáñez y Jorge Bellver) y de Ciudadanos (Toni Subiela) han recordado que Ximo Puig se comprometió a no aumentar la partida y han preguntado a los responsables de À punt de dónde pretenden que el Consell saque el dinero para ello o dónde van aplicar los recortes en caso de que no se atiendan sus peticiones presupuestarias.

Mientras los populares han remarcado las pérdidas que genera la cadena, el diputado de la formación naranja ha preguntado por el reparto de subvenciones a largometrajes, cortometrajes y documentales y ha indicado que llevarán a la Agencia Antifraude el hecho de que la productora Laponia TV se haya creado «ad hoc» para optar al proyecto del programa Family Duo o que una de sus administradoras fuera nombrada directora de la Mostra de Valencia.

Por último, el parlamentario de Podemos Antonio Montiel, uno de los máximos impulsores de la ley de creación de la radiotelevisión, ha sido especialmente crítico y ha reclamado «mecanismos» para que se subsanen las «deficiencias» vistas por la Sindicatura de Comptes en cuestiones relacionadas con el funcionamiento interno o la organización y «no caer en viajas prácticas».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!