Compromís cede ante el PSPV y tibia sus exigencias sobre financiación autonómica

Septiembre comenzaba con Compromís pegando fuerte en materia de financiación autonómica. El enfado sobre lo que consideraban una posición poco exigente por parte del PSPV respecto a las entregas a cuenta bloqueadas por el Gobierno central se traducía, además de en un discurso público batallador, en una iniciativa en las Cortes Valencianas para forzar a los socialistas a pronunciarse.

En la proposición no de ley inicial pedían la convocatoria inmediata del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)», que llevaba desde agosto del año pasado sin reunirse; reclamaban que se «busquen soluciones transitorias al problema de la retención de recursos de los valencianos» y demandaban «la reforma del sistema de financiación» para que la Comunidad reciba lo que le corresponde.

Con el paso de las semanas hasta el pleno de este jueves ha ocurrido que el Ejecutivo anunció que adelantaría 250 millones de euros del Fondo de Liquidez Autonómica antes del 9 de octubre condicionados a la aprobación de recortes por parte del Consell. Esa cantidad llegará a la espera de que se desbloqueen las entregas a cuenta.

Compromís ha debido considerarlo todo suficiente, pues ha aceptado una enmienda de sustitución firmada conjuntamente por el tripartito en la que se rebajan las pretensiones. El punto más llamativo es el del CPFF. En el texto aprobado no figura ya la convocatoria urgente, sino que se apuesta por modificarlo para «convertirlo en un órgano multilateral de decisión efectiva sobre aspectos financieros y fiscales, equilibrando su composición para reducir el peso del Gobierno central y garantizando la celebración, como mínimo, de dos reuniones anuales ordinarias».

El diputado del PP Rubén Ibáñez ha recordado al portavoz de la coalición en la Cámara, Fran Ferri, que el reglamento del Consejo ya establece que tiene que reunirse al menos dos veces al año, y que si quieren modificarlo tiene que cambiarlo el mismo CPFF, no el Gobierno. «Compromís se ha convertido en la muletilla del PSPV», ha afirmado, señalando que han demostrado «debilidad».

El siguiente punto de la iniciativa, en el que pedían articular de manera inmediata los mecanismos para transferir los recursos retenidos a las autonomías, se ha sustituido por un añadido donde consta que la llegada del dinero ya ha sido anunciada por el Ministerio de Hacienda. En el último, se mantiene la petición de «avanzar en la reforma inmediata del sistema de financiación» y se suma que se aprueben «mecanismos temporales de compensación» mientras no se produzca este cambio de modelo ni se reconozca la deuda histórica.

La iniciativa ha sido aprobada por PSPV, Compromís, Unidas Podemos y el PP, mientras Ciudadanos se ha abstenido y Vox ha votado en contra.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!