Competición no corrige al VAR

Clément Lenglet deberá cumplir un partido de sanción por la expulsión sufrida durante el partido ante el Gerona, lo que le impedirá jugar esta noche en Butarque ante el Leganés. El Comité de Competición ha desestimado las alegaciones del Barcelona y se ha posicionado al lado del VAR, después de la intervención del videoarbitraje en la polémica jugada en la que Gil Manzano cambió de parecer y expulsó al defensa francés. El colegiado, que en un principio señaló falta del Gerona, cambió de opinión tras revisar la jugada y entender que se había producido una agresión por un codazo sobre Pere Pons. La entidad azulgrana manifestó que el gesto de Lenglet fue involuntario y fruto de una reacción natural pero Competición, no obstante, considera que sí hay intención.

«Es verdad que estamos en los períodos iniciales del VAR y estas cosas tienden a irse ajustando con el tiempo. Creo que la polémica se reducirá en cosas gordas, pero en cosas de estas, no sabemos muy bien si le da una patada, el codo en la cara, la cara en el codo… no quisiera abundar más en esto porque no deja de ser un lance del partido», explicó Valverde, que se mostró partidario del uso de la tecnología: «El VAR tiene partes que me gustan más, porque da una segunda visión en cuestiones decisivas, y otra parte en la que no lo veo tan claro. Me parece que el VAR está para cubrir las grandes polémicas, pero la incidencia de otras jugadas en el partido es la misma. No termino de ver clara esa diferencia. Hay un punto más de justicia y parece que los partidos no se están alargando tanto».

El regreso de Umtiti

Samuel Umtiti regresará la titularidad para paliar la ausencia de Lenglet, aunque Valverde planea continuar con su política de rotaciones tras dar entrada el pasado domingo a cuatro jugadores en el once inicial. Malcom podría tener su oportunidad tras recibir el alta médica, aunque para ello, el técnico debería prescindir de Dembélé, que suma cuatro goles en los últimos cinco partidos. Los azulgrana tratarán de subsanar el tropiezo del pasado domingo y de mejorar su juego, con lagunas defensivas a pesar de las victorias conseguidas. El Leganés, que aún no ha ganado ningún partido, parece el rival propicio, a pesar que Butarque no es un estadio fácil. «Creo que todavía hay que esperar para hacer estos análisis y ver cuál es la tendencia. De todas maneras, tenemos que reajustarnos de alguna manera. Hay veces que hay desequilibrios. A veces jugamos con cuatro delanteros y eso hay que cubrirlo», reconoció Valverde.

Pellegrino busca la victoria

Por su parte, Mauricio Pellegrino no descartó la sorpresa, como este pasado fin de semana hizo el Gerona en el Camp Nou. «Con nuestras características tenemos que tratar de ser valientes ante el Barça. El de mañana es un partido que se debe afrontar con valentía y haciendo daño», explicó el entrenador del Leganés, que espera salir de la zona de descenso. «Veo al equipo fuerte, con la suficiente humildad para revertir esta situación. Queremos que nuestro público se sienta orgulloso Y hacer el mejor partido posible. El resultado es muy importante. Este encuentro lo veo como una gran oportunidad para crecer y saber jugar este tipo de encuentros», añadió el entrenador del equipo madrileño, que solo ha logrado un empate y que el próximo domingo visita el Benito Villamarín.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!