¬ęComienzas con el guacamole y acabas con Almod√≥var¬Ľ

¬ęGracias a Dios sean dadas por la sabidur√≠a del doctor Johnson y el jard√≠n de villa M√©dici pintado por Vel√°zquez¬Ľ.

Hay que ser agradecidos aunque vivamos en una sociedad que ha arrumbado las formas de gratitud. Gracias por todo.

Habrías querido sentarte mucho rato en los probadores, cuando ellas buscan la talla idónea de ropa interior.

Regresa la ¬ęlingerie¬Ľ refinada. Es una prueba de civilizaci√≥n contra el taparrabos. El erotismo, cuanto m√°s secreto mejor. Mantiene vivo un cierto sentido de la culpa, fundamental para ser libres.

La vida tiene toda la razón.

La pasión por la vida puede incluso ser noble si no cedemos ante la mediocridad, ese enconado enemigo.

-Un toque de Beefeater en los labios, virtud fugitiva de las cosas.

Beber no puede ser un g√©nero monocolor. Cada edad, como cada estaci√≥n, tiene su mejor trago. Ahora, el ¬ęscrewdriver¬Ľ: vodka con zumo de naranja. Por mi edad, ya acampo en las terrazas.

Agosto, ya tan lejos de la infancia y tan cerca del colesterol.

Por eso acabas prefiriendo el oto√Īo, para procurar ser m√°s sabio, m√°s adulto, m√°s ben√©volo con los errores humanos: menos con las utop√≠as, claro. A√ļn as√≠, est√°n las piscinas de agosto, la sal del Mediterr√°neo, las lluvias de estrellas.

¬ęTutean a los maestros y se ducharon por Pentecost√©s¬Ľ.

Ahora acaban multándote por cuidar de tu propio jardín. El tuteo, el sincorbatismo, el desodorante que abandona o sonarse con la servilleta dan fe de cómo las viejas costumbres decaen aparatosamente. Hay progresos, sí, pero el progreso es una mitología, un error de la Ilustración. El igualitarismo relativiza todavía más.

Bienaventuradas las naciones que tiensn misiles y hormonas.

Creemos que podemos dejar el Estado en la guardería. Condecoramos a las ONGS y dejamos al ejército sin nuevo armamento. Un país como Dios manda necesita munición, secretos de Estado. No se gobierna acariciando alas de ángel.

Hitler comía con su cocinera vegetariana. Hay un dietética totalitaria.

Es un nuevo fundamentalismo. Ayatollahs de la vitamina C, can√≥nigos de la gasificaci√≥n, ap√≥stoles del men√ļ sin grasas. Es coactivo. Comienzas coqueteando con el guacamole y acabas masticando la verduler√≠a de Almod√≥var.

La cocina de caza tiene estas cosas: disparar antes.

Ahora resulta que los cazadores son monstruos y que por su culpa se derrite el Ant√°rtico. Que se lo cuenten a Miguel Delibes. Una liebre ¬ę√† la royale¬Ľ al a√Īo no puede hacer da√Īo.

Si hoy Churchill nos pidiera sangre, sudor y lágrimas, las piernas nos temblarían demasiado.

Estamos con una generaci√≥n de l√≠deres post-adolescentes y sin sentido de la Historia, muy contentos de haberse conocido. Qu√© diferencia con los pol√≠ticos que articularon la Transici√≥n. Un gran pa√≠s cuenta con el hombre indicado en el momento indicado. Eso fue Churchill, un aventurero con pedigr√≠. Eso fueron De Gaulle y Adenauer. Sab√≠an decir no y no prometer desorbitadamente. Ahora Gran Breta√Īa recae en el viejo declive con un ¬ęhooligan¬Ľ como Boris Johnson. A√Īoraremos a Merkel. Es una cuesti√≥n de astucia y a la vez de energ√≠a moral.

Enderézate, torso humillado de Europa.

La Unión Europea se fundamenta en la norma pero se olvida de la fuerza. La economía alemana se deprime, parece inarticulable una política migratoria, no se gana peso geoestratégico. A la vez, Europa olvida su poderosa tradición intelectual, que es cristiana y se nutre de la antigua Roma y de la Ilustración. La falta de relato es una crisis aguda de la conciencia europea.

Busca un nosotros para arrimarte: una etnia, una lengua, un país que quiera ser Estado.

Creo en la identidad, en el sentido de pertenencia, en los arraigos. No afectan a la libertad ni a la igualdad. Algo distinto son las políticas identitarias que llevan a una fanatización y al aislacionismo. No es lo mismo el patriotismo que el nacionalismo. Esa fue la meta de la Transición y sigue siéndolo aunque esté en boga denigrarla.

Civilización quería decir que la muerte no es lo contrario del nacimiento.

Civilizaci√≥n significa continuidad, sedimentaci√≥n de experiencias y formas. ¬ŅNo lo estamos olvidando? Civilizaci√≥n es memoria pero no vayamos a confundirlo con el placebo de la memoria hist√≥rica. Civilizaci√≥n es respeto por nuestros antepasados y por la grandeza.

Un mundo miedoso no sería la herencia de Karol Wojtyla.

Cierto. Pero hemos caido de nuevo en la tentaci√≥n del miedo. En Europa tenemos miedo: a una nueva crisis, a la desintegraci√≥n social, al impacto migratorio, a la desconexi√≥n. Eso va m√°s all√° de la pol√≠tica y requiere voluntad de ser l√ļcidos, de ser inteligentes todos los d√≠as. Pensar a lo grande, ¬ęthink big¬Ľ.

Donde sea que caigamos, que no sea infamante, ni cobarde, ni corrupto.

Eso fue pedir demasiado. Somos corruptos porque nos plegamos a lo políticamente correcto y cada día aparece un nuevo capítulo de la historia universal de la infamia. Pero la gente cabal prevalecerá y todavía tienen peso aquellos viejos principios que sustentaron la clase media, hoy tal maltratada.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!