Comienza la reforma de la conexión entre la plaza de España y la de los Cubos

Las obras de remodelación de la plaza de España continúan a buen ritmo a pesar de las sorpresas arqueológicas soterradas que obligaron a excavar en un tramo de la calle de Bailén y en la de Ferraz. Desde el 12 de septiembre se está finalizando la demolición del tramo de Ferraz-Plaza de España. Diez días más tarde se comenzó la intervención en el aparcamiento. Y, ahora, desde el próximo martes 1 de octubre, los operarios comenzarán a intervenir en la plaza de Emilio Jiménez Milla, un espacio hasta ahora olvidado que conecta con la plaza de los Cubos.

Esta glorieta, de 1.804 metros cuadrados, funciona ahora como un pasadizo trasero en el que los grandes edificios que la rodean tienen en ella sus accesos secundarios o de servicio. Estos bloques tienen su fachada principal en el lado opuesto, en la llamada plaza de los Cubos. Por ello, el proyecto de ejecución prevé «una dignificación del espacio», con el objetivo de «despejar y ordenar el ámbito ajardinado central» y de «simplificar al máximo la superficie dedicada al servicio del automóvil».

Así, según explicaron a ABC fuentes del Área de Obras y Equipamientos, «toda la superficie de la plaza, excepto la isla central ajardinada,será de coexistencia, sin bordillos o barreras» arquitectónicas. La rodadura estará acabada con pavimento de granito, siguiendo las pautas de la calle de coexistencia con la que conecta.

Calendario previsto

Además, se renovará todo el alumbrado y el mobiliario. También se incrementará la vegetación con el fin de, indican desde la consejería que dirige Paloma García Romero, «mejorar sensiblemente la calidad ambiental y paisajística» de la plaza. Está previsto que los trabajos en la plaza de Emilio Jiménez Milla finalicen en un plazo de cinco meses, es decir, terminarán a finales de enero del año que viene.

El pasado 20 agosto, como adelantó ABC, se suspendieron las obras en la zona de la calle de Bailén que se sitúa frente al Senado. Bajo la capa de aglomerado aparecieron los primeros restos arqueológicos que podrían corresponder a la ampliación de las caballerizas reales que mandó construir el Rey Felipe II.

Sorpresa bajo tierra

La segunda sorpresa llegó días más tarde, en la calle de Ferraz, donde los obreros se toparon con partes de la estructura de un muro hecho de ladrillo macizo que podría datar de finales del siglo XVIII o XIX. En este caso, la obra también quedó paralizada para estudiar el hallazgo.

En paralelo, como estaba previsto en el calendario de obras, en el tramo de la calle de Ferraz se va a comenzar con la ejecución de los pilotes que darán continuidad al túnel. Asimismo, en el aparcamiento, una vez levantado el pavimento y el material de relleno que cubría la losa del «parking», se ha iniciado su impermeabilización.

A continuación, a partir del 15 de octubre, está previsto que se ejecuten los trabajos de mejora en la calle de Ventura Rodríguez, que concluirán en febrero del año que viene.

Por último, la rehabilitación de la calle de la Princesa, en el tramo comprendido entre Ventura Rodríguez y la Gran Vía, empezará ya el 9 de enero de 2020, para interferir lo menos posible al plan de Movilidad de Navidad y se espera que el conjunto de las obras finalicen el próximo junio.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!