Coki Prieto, tras la ruptura de su exmarido Javier Calle y Alba Díaz

Madrid Guardar

El 12 de octubre de 2017, el empresario Javier Calle y Coki PrietoPareja-Obregón contraían matrimonio en Sevilla y lo celebraban por todo lo alto en Casa Pilatos. Hubiera sido una boda más, sino fuera por algunos de los invitados: Gonzalo Caballero, Olivia de Borbón y Julián Porras, Alba Díaz o Felipe de Marichalar. De hecho, el enlace se coló en los titulares del día siguiente por los rumores que relacionaban a la hija de Vicky Martín Berrocal y de Manuel Díaz «El Cordobés» con el hijo de Doña Elena.

Coki Prieto es sobrina nieta de Manuel Pareja Obregón, compositor de la famosa «Salve Rociera», e hija del ganadero Francisco Luis Prieto Pérez. En su boda, según publicó la revista «Hola» entonces, su abuelo pidió a algunos miembros de la Legión que acompañaran en su desfile a la pareja, aprovechando que era el Día de la Hispanidad.

Tan solo un año después de ese enlace se descubrió que Alba Díaz, que por aquel entonces acababa de cumplir 19 años mantenía una relación sentimenta nada más y nada menos que con el novio de aquella boda, de 32 años. Tras conocerse la noticia, su ya exmujer dejó claro que quería rehacer su vida lejos de los medios y sin volver a saber ni de él ni de su nuevo interés romántico. «Javier es, en el fondo, una excelentísima persona y a su familia le guardo mucho cariño. Jamás hablaré mal sobre el que ha sido mi marido, así que pido a los medios de comunicación que cesen en su intento de que lo haga. Sobre la nueva pareja de Javier no pienso pronunciarme, porque no sería correcto», declaró a «¡Hola!».

Ahora, la «influencer» ha decidido terminar con la relación pues se ha dado cuenta que debido a su juventud aún le queda mucho por experimentar y este ha sido el motivo por el que ha decidido poner fin a su romance. «Me he dado cuenta de que tengo mucho que aprender y mucho que madurar para estar con una persona tan correcta y madura como Javi. Siento que soy un bebé y que tengo toda la vida por delante para pegarme la hostia y volver a levantarme y que tengo que volar y convertirme en quien quiero ser».

Por su parte, Coki Prieto ha decidido seguir en su línea y no querido realizar declaraciones al respecto. Dejando clara su máxima: el silencio en todo momento.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!