Clemente se ofrece a Cs y enciende las alarmas de Igea y su entorno

A sólo un mes y medio de que se celebren de nuevo las elecciones generales en España y después de medio año de reclusión voluntaria tras su dolorosa derrota en las primarias autonómicas de Cs, la expresidenta de las Cortes Silvia Clementeha querido irrumpir de nuevo en la escena política para dejarse querer de nuevo por la formación naranja en busca posiblemente de un hueco en las listas electorales que, de momento, no existe aunque aún haya tiempo para que el intento de recuperar el protagonismo público de la que fuera también consejera de Agricultura con sus ex del PP llegue a buen puerto en el que puede ser su último tren.

El ofrecimiento claro de la segoviana a las huestes de Rivera lo trasladó primero en una entrevista en la Cadena Ser e insistió en un «tourné» mediática. Justificó su deseo de volver en la «pasión» que siente por la política, a la que llegó a denominar como «un veneno». La misma palabra pero con su significado literal es la que podría utilizar el líder de Cs en la Comunidad, Francisco Igea, y su círculo de confianza si la que fuera su rival en las polémicas primarias de marzo entrara finalmente en una de las candidaturas al Congreso o al Senado. De momento, las alarmas se han encendido en la dirección regional de Cs quizás porque entiende que la presencia de Clemente puede desestabilizar el partido en la región, pero sobre todo por el temor a que Rivera vuelva a confiar en la segoviana -como ya hizo al proponerle personalmente que fuera la candidata a presidir la Junta-, lo que cuestionaría la supuesta autoridad de Igea en el partido a nivel autonómico.

Antes de que pase algo más, el actual vicepresidente de la Junta quiso adelantarse y responder de inmediato a la que fuera su rival a través de las redes sociales y recordarle que «en lo alto de la jerarquía de un partido político están sus militantes» y subrayar que la política no es, ni debe ser, un proyecto personal. Igea trataba de marcar así su territorio y lanzar quizás también un mensaje a Madrid, que de momento no se ha pronunciado oficialmente aunque en principio, según ha podido saber ABC, no tendría previsto para Clemente ningún sitio en puestos de salida.

La mujer con más peso en la historia del PP de Castilla y León -pese a denunciar que siempre se encontró con «un techo de cristal» en su carrera profesional- sí se lo puso fácil a Ciudadanos para volver a contar con ella. No sólo afirmó que les votará el 10 de noviembre porque le gusta «su proyecto» sino que admitió que sigue estando «a disposición» del partido después de reconocer que «por ahora no me han llamado ni Rivera ni Casado» y dejara caer que si el líder de Cs le ofreciera un puesto lo aceptaría en un santiamén.

La expresidenta de las Cortes también se despachó a gusto con sus excompañeros de partido acusándoles incluso de haberle prácticado «mobbing». Al respecto, el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, prefirió no entrar a valorar nada de lo afirmado por Clemente y se limitó a trasladarle su «respeto».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!