Ciudadanos aparta a Orlena de Miguel y Picazo será la candidata a la Junta

Ciudadanos ha dinamitado el proceso de primarias para elegir al candidato a las próximas elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha. Una farsa en la que ha utilizado el «dedazo» para imponer a Carmen Picazo, actual portavoz en el Ayuntamiento de Albacete, en detrimento de Orlena de Miguel, actual portavoz del partido en la región.

Esta obra de teatro se ha desarrollado en dos actos. El primero fue este lunes cuando Picazo anunció que se presentaba a las primarias, cuyo plazo se ha cerrado sin ningún otro candidato. Mientras, De Miguel ofreció este martes una rueda de prensa para reconocer que su partido le había pedido que diera «un paso al lado» y no se presentará a las primarias, como era su deseo. De Miguel ya había anunciado sus intenciones de ser la candidata en enero y ayer volvió a decir que le hacía «mucha ilusión».

«A mí me hacía ilusión seguir con el proyecto porque llevaba tres años trabajando en él, pero puedo seguir trabajando», reconoció De Miguel, quien «aún» no ha hablado con Picazo. De la que será la candidata de la formación naranja a la Junta, De Miguel añadió que: ha hecho un «magnífico» trabajo en el Ayuntamiento de Albacete y «tiene capacidad para llevar cualquier proyecto adelante».

De Miguel, que durante la breve legislatura de 2016 fue diputada en el Congreso, contó la intrahistoria de cómo se ha gestado su paso atrás en favor de Picazo. Primero recordó que en 2016 el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, habló con ella para que fuera la portavoz, y lo aceptó «con mucha humildad y, sobre todo, con mucho vértigo». Ahora, en cambio, el partido ha tomado otra decisión, «y yo, con toda la humildad del mundo, acepto y doy un paso a un lado confiando en que los afiliados serán capaces de decidir quienes son las mejores personas para continuar liderando este proyecto».

En las últimas elecciones autonómicas, Ciudadanos designó como candidato a la Junta de Castilla-La Mancha a Ángel Ligero, concejal en Galápagos, provincia de Guadalajara. El partido naranja no obtuvo representación en las Cortes por muy poco, a pesar de conseguir más de 95.230 votos (Podemos, con 107.463 votos, logró dos diputados).

Sin embargo, después de las elecciones, Ligero desapareció de la escena pública y el partido no tuvo a ninguna cara visible en la región hasta que designaron a Orlena de Miguel como portavoz. Esta última defendió ayer su trabajo como «bastante arduo», con miles de kilómetros recorridos en la comunidad autónoma y reuniones con decenas de colectivos hasta construir «un proyecto muy pegado a la tierra, a Castilla-La Mancha, que se verá reflejado» en el programa electoral.

En estos tres años, De Miguel ha conseguido «enamorarse» de la comunidad, una tierra que la acogió hace 15 años y que es la cuna de sus hijos. En cuanto al futuro que le espera, la portavoz no lo aclaró, más allá de decir que se abre «otra etapa». Eso sí, está «a total disposición del partido» para seguir trabajando «desde donde sea más útil».

Con o sin Pedro Sánchez

Por otro lado, la elección de Picazo como candidata a la Junta supone que el presidente socialista, Emiliano García-Page, lo tenga más díficil en el caso de que necesite el apoyo de Ciudadanos para ser reelegido. En las últimas fechas, Picazo se ha mostrado especialmente beligerante con la Diputación de Toledo, también gobernada por el PSOE, por supuestas irregularidades en las oposiciones.

Hay que recordar que la dirección del partido que dirige Albert Rivera se ha comprometido a no pactar con el PSOE de Pedro Sánchez después de las elecciones generales. En principio, el veto solo es a nivel nacional y excluye a los gobiernos de las comunidades autónomas.

Sin embargo, Alejandro Ruiz, secretario de Organización de Ciudadanos en la región, pidió hace unos días a Page que aclare «si está con el PSOE de Pedro Sánchez o no». «No puede ser que esté con dios y con el diablo», y que «apoye unas cosas en Madrid y otras en Toledo», añadió.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!