Cinco años de cárcel por reventar un vaso en la cabeza de un Guardia Civil en Carbajosa (Salamanca)

La Audiencia Provincial de Salamanca condenó con cinco años de cárcel e indemnización de 35.000 euros a Manuel Bernabé Iglesias, el sujeto que a finales de junio de 2016 reventó un vaso en la cabeza de Antonio José Corredera Fernández, un Guardia Civil del puesto de Galinduste, en Salamanca, que un año antes había sancionado al primero por conducir sin carnet un ciclomotor.

Los hechos ocurrieron en el bar Brugel de Carbajosa de la Sagrada. Al constatar el condenado que en la barra del local se encontraba el Guardia Civil, y tras reconocer que fue él quien le multó en 2015, se acercó y, a modo de venganza, le estampó su vaso en la cabeza, ocasionándole una lesión que le supuso 50 puntos de sutura internos y externos. El acusado, condenado anteriormente en Sentencias firmes por delitos contra la seguridad vial, atentado contra la autoridad y estafa, permaneció en prisión preventina hasta noviembre de 2016.

En la sentencia dictada esta semana por la Audiencia Provincial de Salamanca, se consideran probados los hechos acaecidos en aquella tarde de finales de junio de 2016 y se condena al acusado culpable de un delito de lesiones y de un delito de atentado a un agente de la autoridad, además de los citados 35.000 euros en concepto de responsabilidad civil por daños materiales y morales.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!