Cifra, vidalita y milonga. Revelan un notable cancionero folklórico bonaerense

El gato-baille, Crédito: Francisco Ayerza

La Academia Nacional del Folklore acaba de subir a su p√°gina web las letras y m√ļsicas del Archivo Miguel Hours, una obra monumental de nuestro cancionero tradicional. Con ello, se recupera un amplio repertorio de las principales expresiones musicales y po√©ticas del folklore de la provincia y la ciudad de Buenos Aires de los siglos XIX y XX. La compilaci√≥n presenta las letras de 277 piezas musicales de distintos ritmos que llegaron hasta el presente por tradici√≥n oral, de las cuales 124 incorporan, adem√°s, la m√ļsica grabada. Tambi√©n incluye un an√°lisis de las tradiciones musicales y textos explicativos de los diversos ritmos, con mapa de procedencia y notaci√≥n de cada tema en particular, adem√°s de un video.

El mentor e int√©rprete del archivo es Reynaldo Miguel Hours, oriundo de San Miguel del Monte. Maestro de la guitarra y el acorde√≥n y provisto de prodigiosa memoria y capacidad de ejecuci√≥n musical, por cuarenta a√Īos ha venido juntando, custodiando y reproduciendo un material disperso y casi olvidado de nuestro cancionero tradicional. Francisco Luis Lanusse, estudioso y amante de la literatura, la m√ļsica y las costumbres del campo, fue el art√≠fice de este proyecto. La Academia Nacional del Folklore, le di√≥ oportuna cabida, y el r√©gimen de Mecenazgo Cultural de la ciudad de Buenos Aires lo financi√≥.

Nuestro folklore es producto del mestizaje.Tomando la clasificaci√≥n del maestro Carlos Vega, Lanusse identifica dos tradiciones musicales mayores: una, criolla-occidental, de ra√≠z espa√Īola y con origen en la costa del Pac√≠fico, que se form√≥ en el Alto Per√ļ con centro en Lima y Santiago de Chile y fue bajando hasta la regi√≥n bonaerense por el Noroeste y Cuyo; otra, criolla-oriental, proveniente del Atl√°ntico a trav√©s de la mixtura europea y de los ritmos afroamericanos, que convergieron en nuestro pa√≠s a trav√©s del litoral mar√≠timo y fluvial y del puerto de Buenos Aires. Su difusi√≥n en la pampa se vi√≥ facilitada por la trasumancia de personas y ganado, obligados a movilizarse por un territorio extenso y de paisaje reiterativo.

La compilación incluye ocho tipos de canciones, el Triste, el Término, el Estilo, la Cifra, la Media Cifra, la Vidalita, la Relación de Sala, y la Milonga, y una selección de diecinueve danzas, entre ellas el Gato, los Amores, la Chacarera, el Pericón, el Malambo, el Minué Federal, la Habanera, la Polca, el Vals y la Ranchera.

La interpretaci√≥n de la m√ļsica popular a trav√©s de las llanuras y del tiempo acompa√Ī√≥ la conformaci√≥n de nuestro pa√≠s, reproduciendo las costumbres criollas y burguesas que tambi√©n se fundieron con la inmigraci√≥n a partir de mediados del ochocientos. El payador jug√≥ un rol decisivo en la repetici√≥n y circulaci√≥n de las letras y los ritmos, llevando lo tradicional de pueblo en pueblo.

Si bien este archivo es, sobre todo, de especie l√≠rica, con poes√≠a amatoria y galante, heredera del Siglo de Oro espa√Īol, tambi√©n incluye la tem√°tica gauchesca, que se incorpor√≥ en la m√ļsica, la literatura y el teatro en la segunda mitad del siglo XIX.

Es interesante notar que este cancionero expone casi siempre a un gaucho socializado, incorporado al trabajo rural, afincado a su tierra, que disfruta del juego de la taba y del baile y la guitarra. Hay una clara resignificaci√≥n de su figura: Es el gaucho pobre, de rancho y a caballo, pero orgulloso, que de perseguido en el Mart√≠n Fierro pas√≥ a ser h√©roe en Juan Moreira y hombre pac√≠fico en Calandria, cuando en el √ļltimo cuarto del siglo XIX la expansi√≥n de la frontera agr√≠cola lo incorpor√≥ tranqueras adentro. Es el gaucho “bueno” de las pinturas de Le√≥n Palli√®re y Prilidiano Pueyrred√≥n, y que Francisco Ayerza fotograf√≠a con destreza, cuya obra, “El gato – baile”, ilustra este texto.

Es el gaucho que canta el poeta en esta Cifra: “Cuando comienzan las yerras/en los meses de estaci√≥n/son d√≠as de diversi√≥n/de baile y de beberaje/se da cita el paisanaje/que acude sin dilaci√≥n./El gaucho que anda peonando/y que tiene su tropilla/su mejor caballo ensilla/para entrar en el rodeo/llevando listo su apero/y las espuelas que brillan.”

La recuperación del Archivo Hours a través de su reproducción escrita y musical permitirá conservar para las futuras generaciones este importante cancionero tradicional. Es un logro que trasciende lo folklórico; un reflejo de nuestra nacionalidad.

ADEM√ĀS

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!