Cientos de personas rechazan la violencia machista en Castilla-La Mancha

Cientos de personas han salido este domingo a la calle en Castilla-La Mancha para mostrar su repulsa a la violencia machista con concentraciones o manifestaciones como la de Toledo, donde se ha colgado del balcón del Ayuntamiento una cuerda de 200 metros con las iniciales de las 976 víctimas asesinadas desde 2010, mujeres y menores.

La alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón; la secretaria de Organización de Podemos Castilla-La Mancha, María Díaz, y el delegado de la Junta en la provincia de Toledo, Javier Nicolás, han asistido, entre otros, a la manifestación convocada por la Plataforma 8M Toledo y el Ayuntamiento.

En una cuerda de 200 metros de longitud la Plataforma ha colgado las iniciales y edad de las 976 mujeres y menores asesinados por la violencia machista desde 2010, y asidas a la cuerda un grupo de mujeres se ha manifestado desde el Paseo de la Vega hasta la plaza del Ayuntamiento, donde la cuerda se ha colgado de la balaustrada del edificio.

En la pancarta se leía el lema que se ha ido coreando durante la marcha –«Por las que están, las que no están, las que peligran»– y cabeza de la manifestación han estado Tolón, representantes de colectivos de mujeres como la citada Plataforma o la asociación María de Padilla y la hermana de Cristina Marín, la mujer que fue asesinada el pasado mes de febrero en Mora (Toledo).

En declaraciones a los periodistas, la alcaldesa de Toledo ha señalado que la violencia machista es «la gran lacra social» de España y ha agradecido el trabajo de los profesionales que atienden a las mujeres en la casa de acogida y en el centro de la mujer.

Alrededor de 550 mujeres han acudido en lo que va de año al centro de la mujer de Toledo, muchas de ellas jóvenes e incluso adolescentes que en algunos casos han sido agredidas a través de las redes sociales: «las mujeres jóvenes que llegan al centro de la mujer son más jóvenes hoy que hace diez años», ha señalado al alcaldesa.

Cuerda de 200 metros con las iniciales de las mujeres asesinadas desde 2019

Por su parte, Díaz (Podemos) ha reclamado la «necesaria» eliminación de todas las violencias hacia la mujer y ha criticado que falta mucho trabajo por hacer desde las instituciones, una «violencia institucional», ha señalado, que «sobre todo con las últimas sentencias que hemos tenido nadie puede decir que no existe».

En este sentido, ha señalado que «cuando hablamos de violencia institucional hablamos de que el Estado no está haciendo los deberes y la tarea como tendría que hacerla», al tiempo que Javier Nicolás ha mencionado la Ley para una Sociedad Libre de Violencia Machista, que se aprobó en octubre en el Parlamento autonómico y que es un «referente».

En Ciudad Real casi un centenar de personas se ha concentrado en la plaza Mayor para expresar su repulsa por la violencia de género en un acto que ha contado con la participación de las asociaciones que forman parte del Consejo Local de la Mujer y representantes políticos.

En el manifiesto que han leído han dejado claro que aunque «se han dado pasos importantes» para paliar el problema «aún queda un largo camino por recorrer» y un importante «trabajo de transformación social».

Antes de concluir el acto se ha dado opción a los asistentes para expresar su opinión y testimonio contra de la violencia machista.

En la ciudad de Cuenca, el ato convocado por Comando Violenta se celebró ayer, sábado, en la plaza de la Hispanidad.

Y en Guadalajara el acto institucional lo ha organizado la Diputación Provincial en el centro San José de la capital, donde el presidente de la institución, José Manuel Latre, ha apelado a la unidad de todas las administraciones «para mostrar nuestro compromiso hacia una sociedad libre de violencia de género».

Latre ha expresado «la repulsa ante las manifestaciones machistas, por inofensivas que parezcan, que llevan al horror y que quebrantan los derechos fundamentales» y ha indicado que «el horror del asesinato es la última manifestación atroz de la violencia de género. Pero hasta aquí se llega escondiéndose detrás de hechos sociales aceptados que fracturan la convivencia y la paz».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!