Cien días con ministra en Guadalajara

Hace cien d√≠as en Guadalajara, en el PSOE, en Espa√Īa imagin√°bamos el momento que hoy vivimos con la satisfacci√≥n de que el Gobierno de Pedro S√°nchez sabe lo que necesita este pa√≠s. Mis compa√Īeros y mis compa√Īeras, alcaldes y alcaldesas, entender√°n si digo que cuando tom√© posesi√≥n de mi cargo, all√° por junio de 2015, jam√°s imagin√© que un d√≠a, en el mismo sal√≥n de plenos donde recib√≠ el bast√≥n de alcalde, recibir√≠a a una ministra del Gobierno de Espa√Īa. No tengo a la ministra Magdalena Valerio por una mujer fr√°gil. Curtida en mil batallas, algunas a vida o muerte, es un ejemplo de trabajo, de tes√≥n, de superaci√≥n personal y de responsabilidad y capacidad infinitas. Pero la emoci√≥n que el s√°bado inund√≥ el Ayuntamiento de Azuqueca de Henares alcanz√≥ cotas de intensidad que nos har√° dif√≠cil olvidar en mucho tiempo el momento compartido con la ciudadan√≠a de Azuqueca. Lejos del boato y la ornamentaci√≥n de la que ella siempre ha huido.

Como alcalde, como guadalajare√Īo, como socialista, me siento orgulloso de tener una ministra de esta provincia. Jam√°s en democracia esta provincia ‚Äďque durante a√Īos estuvo en el vag√≥n de cola junto a Cuenca, Soria y Teruel- hab√≠a tenido a uno de sus vecinos sentado en el Consejo de Ministros. Y por ello, creo que desde el PSOE provincial estamos llamados a poner en valor lo que este hecho significa. Significa, ni m√°s ni menos, que nos presentamos a los procesos electorales regional y municipales con un presidente del Gobierno dispuesto a transformar este pa√≠s y que ha confiado a una de las nuestras la responsabilidad de uno de los ministerios vertebrales del Gobierno, Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. Casi nada.

Ahora que tras estos primeros cien d√≠as hemos sido capaces de hacer balance de este Gobierno, que cay√≥ en manos del PSOE de forma abrupta, estamos en condiciones de contar a la ciudadan√≠a que hemos devuelto la universalidad a la sanidad p√ļblica, que se est√° recuperando el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social de las cuidadoras no profesionales dentro de la Ley de Dependencia y que a 390.693 personas se le han subido las pensiones de viudedad un 7,9 por ciento.

Somos el gobierno de los derechos y las libertades, de la igualdad de oportunidades y de la dignidad. Por eso cumplimos con el mandato democrático de acometer la exhumación y traslado de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos e impulsamos una comisión sobre la Guerra Civil y la Dictadura. Un Gobierno que ha impulsado 75 medidas contra el abuso y el fraude en la utilización de los contratos temporales y a tiempo parcial, los excesos de jornadas y horas extraordinarias no pagadas.

Estamos en un nuevo tiempo, en el que se han puesto en marcha otras formas de hacer política, a través de un gobierno feminista, ecologista, europeísta y comprometido en la lucha contra la desigualdad, la precariedad y los recortes. Y en ese gobierno está Magdalena Valerio, una ministra que ha inaugurado una nueva etapa en nuestro país, en la que los políticos reconocen cuando cometen un error y rápidamente lo corrigen. Una mujer ejemplar a través de su trayectoria vital, profesional y política.

Tenemos motivos para sentirnos orgullosos de lo que somos y de lo que tenemos. En el PSOE, en Guadalajara, tenemos una ministra. Es tiempo de unidad, de dejar a un lado lo que nos separa y remar juntos hacia un futuro en el que sabemos que a la gente le ir√° mejor si gobernamos los socialistas. Ni en nuestros mejores sue√Īos pudimos imaginar nunca que un d√≠a podr√≠amos estar en el Consejo de Ministros. Que nada ni nadie estropee este momento. Es tiempo de tener altura de miras. Es tiempo de lealtad. Es tiempo de unidad. Como dice Pepe M√ļjica, ¬ęla pol√≠tica es la lucha por la felicidad de todos¬Ľ.

José Luis Blanco

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!