Chubut: Arcioni promete completar el pago del sueldo el viernes, pero siguen los piquetes

Los gremios estatales rechazan el pago escalonado de los salarios y la provincia está virtualmente paralizada Crédito: Diario Jornada

RAWSON – El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, confirmó hoy que terminará de completar el pago de julio a los empleados estatales el viernes próximo. Los gremios, sin embargo, mantendrán los cortes y piquetes en las principales rutas de acceso a yacimientos de la provincia a la espera de una nueva reunión de la Mesa de Unidad Sindical con el Gobierno de la provincia. Rechazan de manera unánime el pago escalonado de los salarios.

Los sindicatos estatales mantienen un paro en las escuelas y guardias mínimas en los servicios de salud y justicia a raíz del pago escalonado de sus haberes, que se aplica según el rango de ingresos. En medio de la protesta, Arcioni cuestionó los cortes de ruta que llevan adelante y que perjudican la actividad petrolera “impiden el ingreso a los yacimientos y eso repercute en los ingresos de la provincia”, dijo.

Gladys Díaz, referente de la Asociación de Trabajadores de la Educación del Chubut, aseguró que “estamos en asambleas viendo cómo seguimos. Se supone que el viernes cobramos el último tramo, pero hasta que no tengamos la plata en el cajero la lucha sigue”.

El conflicto provocó esta semana a reacción de las cámaras que aglutinan a las empresas de servicios petroleros y comercios en Chubut debido al impacto que los cortes de ruta provocan en los ingresos a las arcas provinciales. Ayer renunció el ministro de Educación, Leonardo de Bella, y su subsecretario, Daniel Enhes. Ambos representaban el ala más dura del gabinete de Arcioni en la negociación.

En su cuenta oficial de twitter, Enhes descargó una batería de acusaciones de mal manejo de recursos financieros dentro del área y puso como principales responsables a un grupo minoritario de docentes que -a su criterio- evitan que se puedan implementar mecanismos de control de gastos más efectivos y que implican, según consideró, la pérdida de millones de pesos que podrían invertirse en mejorar la infraestructura escolar.

En un hilo de Twitter, el exsubsecretario apuntó contra “personajes que fogonean y operan” para no perder “privilegios” a partir del “conflicto permanente” y que “la falta de sistemas de control informatizados y la resistencia que hay a su aplicación” provoca mal uso de fondos.

En este sentido ejemplificó que “este descontrol permite que no se informe cuando un cargo u horas cesan y se le continúa pagando” a los docentes, y que bajo esta irregularidad se detectaron que hay “54 millones en el bolsillo de docentes, que devuelven a tasa 0%”.

El gobernador Mariano Arcioni prometió hoy abonar los sueldos el viernes próximo

Ese mismo “error” en el pago de haberes “le generan otros beneficios al docente, organismos y gremios”, y detalló que “aumentan sus aportes y aceleran la jubilación y generan ingresos habituales a los gremios”. Así aseguró que “habrían sido depositados de más 120 millones en los últimos años a gremios”.

Tanto de Bella como Enhes abandonaron el Gobierno luego de que Arcioni delegara la negociación a otros dos ministros de su gabinete, con a intención de acceder a algunos reclamos de los gremios y destrabar el conflicto que mantiene en vilo a esta provincia.

La protesta, en tanto, se mantiene en las rutas y la actividad petrolero al borde de la paralización. Se estima que hacia el fin de semana podría haber un impasse en los reclamos, pero que se retomará sin no hay alternativas del Gobierno al pago escalonado.

“No voy a permitir que me digan que hay falta de planificación, hoy estamos en esta situación que llevamos adelante y poniendo la cara, abocado 100% para poder destrabar este conflicto y que no se termine perjudicar aún más a los chicos que no están yendo a clase”, dijo Arcioni.

Pedido de financiamiento

En un intento por desactivar la escalada de la protesta, el mandatario provincial envió a Legislatura un proyecto de ley por el que solicita autorización, en el marco de la grave crisis financiera que atraviesa la provincia, para utilizar hasta 15 millones de dólares (alrededor de 850 millones de pesos) del saldo disponible del BOCADE (Bono de Cancelación de Deuda), sobre un remanente de algo más de 80 millones de dólares que todavía tiene depositados la provincia en el Banco Chubut.

La finalidad es para completar el pago de salarios para este y futuros meses. El proyecto requiere la autorización de la Legislatura provincial, ya que dicho bono había sido colocado, por un total de 650 millones de dólares, para cancelar deudas anteriores al año 2016 y para realizar “obras públicas”, por lo que legalmente no puede ser utilizado para el pago de salarios.

“En el marco de la emergencia, es imperiosa la necesidad de este Poder Ejecutivo de poder contar con esta herramienta que permita utilizar hasta la suma de US$15 millones para afrontar los compromisos salariales correspondientes al mes de julio”, expresa el proyecto.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!