Cerca de 3.000 reclamaciones y un coste de 9 millones de euros por la tormenta

Casi tres días después de la tormenta, Arganda del Rey trata de recuperar la normalidad, aún entre los restos de granizo y lodo, con la inquietud de quién cubrirá las pérdidas millonarias que dejaron las lluvias torrenciales en comercios y viviendas. Las cifras, de momento, no hacen sino reflejar la dimensión de lo ocurrido en toda la región. Según el Consorcio de Compensación de Seguros, ya ha recibido 454 reclamaciones, pero prevé que puedan alcanzar las 3.000. El Ayuntamiento de Arganda, dirigido por Guillermo Hita (PSOE), anunció este miércoles que iniciará los trámites para que el municipio sea declarado «zona gravemente afectada», lo que antes se denominaba como zona catastrófica.

Del casi medio millar de expedientes en tramitación, el grueso proceden de Arganda, con un total de 156, especialmente por daños en coches en vehículos. En segundo término, 90 son de la capital, 42 de Valdemoro y 40 de Fuenlabrada. El coste por las miles de reclamaciones que aún esperan recibir, estima el Consorcio de Seguros, rondará los nueve millones de euros.

El secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco, añadió que su partido propondrá una Proposición No de Ley (PNL) en el Congreso para abordar este extremo. El objetivo de esta declaración remite a la necesidad de que los afectados reciban ayudas para hacer frente a los daños sufridos, como líneas de crédito o beneficios fiscales, entre otras. «Para que todos los damnificados, agricultores, empresarios y particulares, tengan la garantía de el Gobierno va a estar a su lado vamos a impulsar medidas que ayuden a paliar esta grave situación en la que se encuentran», dijo Franco –según recoge EP– tras una visita al municipio.

En manos del Gobierno

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid detallaron que si bien son ellos quienes gestionan los expedientes de solicitud de ayudas, la declaración de zona catastrófica es competencia del Ejecutivo central. No obstante, la Comunidad de Madrid, que dirige Isabel Díaz Ayuso, también mostró el lunes su predisposición a ayudar a todos los damnificados.

Las futuras ayudas, extensibles a Valdemoro, Getafe o Fuenlabrada, también muy afectadas por la tormenta, se centrarán en los numerosos desperfectos que el granizo y la lluvia provocaron el lunes por la tarde durante la tormenta, la mayor que se recuerda en décadas. Infinidad de comercios, garajes y viviendas bajas quedaron completamente anegadas de agua, así como coches y mobiliario urbano destrozados por las bolas de hielo que cayeron con violencia en apenas una hora. «Queremos aprovechar estas líneas de ayudas para restablecer la situación y el patrimonio», declaró Hita.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!