Centennials: el Frente de Todos busca hacerse fuerte entre los votantes jóvenes

Kicillof, Fernández y Mariano Cascallares, junto a estudiantes en Almirante Brown

Fernández espera ampliar la ventaja sobre Macri entre los menores de 35 años, especialmente los de 16 y 17

Decidido a aprovechar al máximo la buena sintonía comparativa entre el kirchnerismo y el electorado más joven, Alberto Fernández destinará parte de sus esfuerzos en el último tramo de la campaña a captar el voto de la generación Z. En especial, apuntará a promover el voto de los chicos de 16 y 17 años, un universo de un millón de electores cuya participación no es del todo obligatoria.

El precandidato a presidente del Frente de Todos tuvo ya tres encuentros cara a cara con estudiantes secundarios y proyecta tener algunos más hasta las PASO, confirmaron en el comando de México 337, sede de las oficinas de Fernández. La intención es aumentar el porcentaje de presentismo en ese segmento del padrón, que en las últimas tres elecciones rondó el 55 por ciento, unos 20 puntos muy por debajo del total.

La estrategia también incluye la difusión de videos de esos encuentros en redes sociales -en especial en Instagram, territorio donde los menores de 35 años son mayoría-, la instalación de una agenda progresista y el trabajo específico de dirigentes que tienen llegada a esa generación, como Ofelia Fernández, de 19 años, precandidata para la Legislatura porteña.

“Es en general un voto muy antimacrista. Si podemos estimularlos para que vayan a votar, puede ser un voto para nosotros, porque el Gobierno está muy mal en ese sector y es el segmento en el que nuestro mensaje mejor cala”, dijo a LA NACION un integrante del equipo de campaña del Frente de Todos. “Son chicos que no conocen a Néstor Kirchner, así que, más que trabajar sobre la memoria emotiva, tenemos que potenciar la figura de Alberto”, agregó.

El voto de los jóvenes de 16 y 17 años se rige por un régimen especial: es obligatorio, pero en caso de que no concurran a sufragar, los menores no son considerados infractores. En las elecciones del 11 de agosto habrá 984.725 menores de edad en el padrón, lo que equivale al 2,9 por ciento del padrón.

Los pocos estudios cualitativos disponibles sobre la orientación política de la generación Z, como se designa a los jóvenes que se criaron en el siglo actual, indica que son personas con inquietudes bien diferentes a las de la generación anterior. “El 37% de los encuestados creen que el atributo más importante que tiene que tener el próximo presidente es la preocupación por la situación de los pobres. Este porcentaje crece significativamente cuando el segmento consultado es de 18 a 24 años, en donde representa el 49%”, señala un estudio de la consultora Ipsos.

De acuerdo con los estudios de focus groups que desarrollaron en el comando de la calle México, Fernández tiene más llegada al electorado joven que a los mayores de 50 años. “Es un progresista de la ciudad, que tiene una mirada muy clara sobre la educación pública. Es un tipo abierto, canchero a su modo, que está a favor de casi todos sus reclamos de esa generación, como la legalización del aborto, la despenalización del consumo de marihuana y la diversidad de género”, explicó uno de los encargados de elaborar el discurso de campaña.

Esos temas surgieron durante la visita que hizo el precandidato a la escuela Carlos Pellegrini, el 3 de julio. Lo recibieron cinco agrupaciones que, pese a que están enfrentadas internamente en el centro de estudiantes, se unieron para intervenir en la discusión electoral, en apoyo al Frente de Todos. “Tenemos que volver para ser mejores de lo que fuimos”, dijo Fernández, ante un gimnasio repleto de chicos.

La actividad generó varios videos que los propios jóvenes hicieron y se encargaron de difundir en redes. El más visto lo posteó Les Jóvenes, una agrupación de realizadores audiovisuales involucrada en la campaña del Frente de Todos. El resultado entusiasmó tanto al precandidato que enseguida le pidió a su equipo que organizara otros encuentros similares en la ciudad de Buenos Aires y en las provincias.

En los últimos diez días Fernández encabezó reuniones con jóvenes de centros de estudiantes en Almirante Brown y en la ciudad de La Rioja. En carpeta figuran una visita al Nacional de Buenos Aires y al colegio Mariano Acosta, donde el precandidato cursó sus estudios secundarios.

En simultáneo con las recorridas del precandidato a presidente, Ofelia Fernández visita dos escuelas secundarias por semana, ya sea por invitación del centro de estudiantes o de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), uno de los sindicatos de docentes. “Decidimos que vaya más a las escuelas y menos a la radio y a la televisión. Los pibes no ven la tele, solo ven el recorte de lo que pasa en la tele”, explicó una colaboradora de la candidata.

Expresidenta del centro de estudiantes del Carlos Pellegrini, Ofelia Fernández se puso en mayo pasado al frente de la campaña de empadronamiento de cientos de miles de jóvenes menores de 18 años que no habían sido habilitados para votar. La Cámara Electoral terminó sumando a 400.000 chicos, un caudal importante para una elección que puede definirse por detalles.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!