Cayetano vuelve al ruedo tras el «Karelysgate»

Madrid Guardar

Hay cornadas en la vida que no sangran, pero duelen incluso más que las de un pitón. Son las más insospechadas, las que uno recibe fuera del ruedo a traición. Cayetano Rivera firmó una temporada 2019 apoteósica, cuajada de faenas memorables como las cuatro orejas de Pamplona que le convirtieron en el amo de San Fermín o la puerta grande de la Feria de Málaga, donde sacó a relucir la genética de los Ordóñez a golpe de capotazo.

Satisfecho y con la conciencia tranquila por su buen hacer en la plaza, la peor estocada le alcanzó en Perú durante un viaje a medio camino entre el deber y el placer. Tras participar en la Feria del Señor de los Milagros en Lima el 24 de noviembre, prolongó su estancia para viajar a Cuzco. Mientras él descubría el Machu Picchu, en Madrid comenzaban a circular por las redacciones unas imágenes del diestro en Londres acompañado por una misteriosa joven. La revista «Semana» publicaba las fotos en su portada el 4 de diciembre y dos días más tarde, ABC descubría su identidad –Karelys Rodríguez-. Tardó poco en vender su primera exclusiva a «¡Hola!», pero su credibilidad quedó muy tocada a finales de enero después de que «Semana» sacase a la luz los whatsapp en los que la joven pactaba con un fotógrafo la realización de esta sesión de fotos el 11 de noviembre. Estallaba entonces el «Karelysgate», zarandeando los cimientos de la familia que Cayetano ha formado con Eva González, madre de su hijo Cayetano de un año.

Karelys Rodriguez, en Londres el pasado enero
Karelys Rodriguez, en Londres el pasado enero

75% de entradas vendidas

Tras meses convulsos, Cayetano ha reencontrado la paz y el sosiego en sus entrenamientos, en su preparación para el regreso a los ruedos. Mañana reaparecerá en el festival taurino de la Flecha, en Arroyo de la Encomienda (Valladolid), junto a El Fandi, Emilio de Justo, Pablo Aguado, Toñete y El Rafi.

Los organizadores de la corrida, de momento, no han notado el «efecto Karelys» en la taquilla. «El cartel se vende por sí solo, porque está lleno de figuras. Cayetano genera siempre mucha expectación, pero sobre todo por lo que hace en la plaza. Hizo una temporada muy buena el año pasado, abrió muchas puertas grandes y hay ganas de verlo. Además, no hay que olvidar el fin solidario. Es el sexto año que lo organizamos y los últimos cinco hemos recaudado 50.000 euros en favor de la esclerosis múltiple», declara a ABC Nacho de la Viuda, gerente de Tauroemoción. «Se crea siempre muy buen ambiente. Es una plaza cubierta, con calefacción. Ahora mismo tenemos vendido el 75% de las entradas, pero aún quedan entradas en taquilla para comprar mañana», puntualiza. Sergio Moreno, responsable de Comunicación de la plaza, confirma que hay bastante prensa acreditada. «Sí, hemos recibido varias peticiones de periódicos generalistas, pero todos de la sección de toros. No me consta que se haya acreditado nadie de prensa de sociedad», matiza.

El cartel del festival taurino de La Flecha
El cartel del festival taurino de La Flecha

Tras participar en esta corrida solidaria, Cayetano toreará el 29 de febrero en Aranda de Duero (Burgos), el 22 de marzo en Castellón y seis días más tarde, el 28, en Huelva. Con esta agenda, el diestro ya no tiempo para seguir dándole vueltas al asunto Karelys, se ha aislado para volcarse en la preparación de la temporada. «Carrera con cambios de ritmo en la sierra», comentaba hace una semana en su Instagram junto a un selfi. También ha entrenado en el Recreo de San Cayetano, Ronda, con su cuadrilla haciendo «ejercicios de técnica, resistencia y fuerza», y lo hemos visto toreando con otros compañeros, como Pablo Aguado, en la ganadería de Sancho Dávila, en Jaén. A sus 43 años, Cayetano sabe que la retirada no está lejos y no puede -ni quiere- permitirse bajar el nivel.

El diestro, entrenando con su cuadrilla en el Recreo de San Cayetano
El diestro, entrenando con su cuadrilla en el Recreo de San Cayetano

La mudanza de Karelys

Karelys Rodríguez confesó en su debut en «¡Hola!» que conoció a Cayetano en 2014 durante el paréntesis que abrió en su noviazgo con Eva. Inexperta en los alambicados mundos de la prensa rosa, no tomó demasiada precaución a la hora de gestionar la contratación del fotógrafo. Quien sí está mucho más curtido en esto es Cayetano y si accedió a quedar con Karelys en un sitio público y sentarse en el ventanal de una cafetería es porque confiaba en ella.

Las estancias de Karelys en nuestro país cada vez son más frecuentes y algunos medios apuntan a que podría abandonar Londres definitivamente. La abogada está interesada en hacer un curso para poder dedicarse en España a las Relaciones Internacionales, aunque seguirá vinculada a su bufete en Londres.

Eva ha declarado que confía «muchísimo en la persona que tiene al lado», pero lo que ocurra de puertas para adentro solo ellos lo saben.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!