Caso D’Alessio: ADEPA advierte sobre la injerencia estatal en el trabajo periodístico

El presidente de ADEPA, Martín Etchevers; la organización señaló el serio riesgo para la libertad de expresión que implica el informe sobre periodistas que hizo la Comisión de la Memoria Fuente: LA NACION – Crédito: Rodrigo Néspolo

La Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA) expresó hoy su “enérgico rechazo” y su “alarma” por el informe elaborado por la Comisión de la Memoria de la Provincia de Buenos Aires sobre la denominada causa D’Alessio, en el que se intenta vincular a periodistas con supuestas tareas de “inteligencia ilegal”.

“Pretender que un organismo gubernamental audite la tarea periodística contradice la esencia misma de la libertad de prensa, vulnera la Constitución Nacional y desconoce los tratados internacionales. En efecto, tanto la solicitud de dicho informe por el juez Alejo Ramos Padilla como la elaboración del mismo por la Comisión, constituyen peligrosos precedentes contra la libre expresión y el ejercicio profesional del periodismo”, sentenció la organización.

La Comisión aludida, que preside Adolfo Pérez Esquivel, le entregó un informe a Ramos Padilla en el que denuncia la existencia de “una red de espionaje ilegal utilizada para cometer delitos” en la que incluye a agentes de inteligencia, personal judicial y periodistas. Es un escrito de 200 páginas en el que señala con nombre y apellido a periodistas reconocidos, como Daniel Santoro, Jorge Lanata, Luis Majul, Gustavo Grabia, Nicolás Wiñazki, Rodrigo Alegre, Rolando Graña y Guillermo Laborda.

ADEPA señala que “la gravedad de la situación se ve profundizada por el contenido del insólito informe, en el que se pretenden establecer interacciones y motivaciones de diversos periodistas para vincularlos con operaciones de inteligencia ilegal, desconociendo el oficio del periodismo y sus herramientas más elementales”. Y añade: “Las cuestionables especulaciones del informe, lanzadas sin ninguna autoridad profesional ni debido proceso, configuran un hecho lamentable del que no se recuerdan antecedentes en democracia”.

Sin derecho a descargo

La solicitud de Ramos Padilla a la Comisión de la Memoria ya había merecido un rechazo por parte de ADEPA, por ser “inconducente, no vinculante con una causa judicial y totalmente alejada de los objetivos centrales que tiene por ley” el organismo.

El informe -destaca ADEPA en su comunicado- “no incluye los descargos de los periodistas ni señala que en los chats del falso abogado Marcelo D’Alessio solo se leen pedidos de información sobre causas judiciales en las que se investigan casos de corrupción en el Estado; lo que no implica en absoluto tareas de inteligencia”.

Según recuerda la entidad periodística, en el caso de Santoro el informe considera que no solo recibió sino que también envió “información sensible” al falso abogado. “Santoro explicó que lo que envió es un informe de antecedentes comerciales -de carácter público- de un exdirectivo de PDVSA para verificar quién era, porque el nombre estaba mal escrito”.

ADEMÁS

Lee más: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!