Casado espera un trasvase al PP en Andalucía de 65.000 socialistas «avergonzados» con Sánchez

El PP está convencido de que hay miles de votantes de izquierda que rechazan de plano las alianzas de Sánchez con los independentistas y la «complicidad» de Susana Díaz. Fuentes del partido explicaron que según estudios internos calculan que hay unos 250.000 electores del PSOE en Andalucía que se han distanciado de su partido por su alianza con los separatistas y la actitud de Sánchez. El PP cree que puede recibir un trasvase de votos desde el PSOE, que rondaría los 65.000 votantes.

En ese contexto, Pablo Casado está poniendo todo el acento posible en su campaña andaluza en la cuestión catalana. Ayer, en plena ola de protestas en Cataluña por la inoperancia de Torra ante los problemas sociales de su Comunidad, el líder del PP prometió que aprobará un 155 más duro y sin complejos en su primer Consejo de Ministros como presidente del Gobierno.

En un acto electoral en el Centro Pompidou de Málaga, Casado, acompañado todo el día por Adolfo Suárez Illana, acusó a la Generalitat de Cataluña de ser un Gobierno «fallido y desleal que malversa las competencias asumidas y prevarica al usar los fondos públicos» para intentar forzar la independencia, en vez de atender y resolver las demandas y los problemas reales de sus ciudadanos.

Casado está insistiendo, en sus jornadas maratonianas de campaña andaluza (el miércoles nueve actos, ayer otros siete), en mensajes nacionales, dirigidos a los votantes que se fugaron de su partido enfadados con sus políticas, y que ahora observan con expectación a este «nuevo PP» que preside. Pero sus mensajes sobre Cataluña y sobre la política de inmigración se dirigen también a esos socialistas que no están de acuerdo con la deriva del partido.

El PP ve cada vez más nervioso al PSOE, y cree que hay posibilidades de dar la sorpresa el próximo domingo. Fuentes de la campaña popular apuestan por estos datos en las urnas: aseguran que puede haber mayoría para el cambio en Andalucía después de 40 años, con 27 escaños para el PP, 22 para Ciudadanos y 6 para Vox. Es justo la mayoría absoluta del Parlamento andaluz.

Casado ha convocado un Comité Ejecutivo el próximo lunes en la sede nacional del partido para analizar el resultado de unas elecciones que considera la antesala de las generales. A continuación, el líder del PP tiene previsto comer con sus barones territoriales, con los que tiene previsto analizar la recuperación de la competencia de Educación para el Estado.

El presidente del PP incidió ayer en ese nerviosismo del PSOE, y se refirió a la presencia del expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero para hacer campaña en Andalucía. «Si Zapatero viniera más, ganábamos seguro», comentó Casado, quien no sale de su asombro al comprobar cómo el máximo responsable político de la peor crisis de España en décadas vaya a Andalucía a dar lecciones de economía y política social.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!