Carmena reduce a la mitad los policías contra el botellón en Centro

El √Ārea de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid acaba de aplicar un recorte sustancial en el n√ļmero de efectivos dedicados a la lucha contra el botell√≥n en el centro. Concretamente, los ha dejado a la mitad. Y ello, en plena escalada del consumo de alcohol en la calle, que trae de cabeza a vecinos de barrios que, los fines de semana, se convierten en verdaderos ¬ęparques tem√°ticos¬Ľ del alcohol, como Malasa√Īa, Chueca y La Latina.

Seg√ļn ha podido saber ABC, la merma de polic√≠as del grupo de ocio nocturno comenz√≥ en julio y agosto. Directamente, se suspendi√≥ el servicio. As√≠ se explica que en el mes de julio apenas se interpusieran 140 sanciones en el distrito de Centro, que preside Jorge Garc√≠a Casta√Īo, a personas que beb√≠an en la calle, frente a las 1.435 que se extendieron en esa misma √©poca del a√Īo pasado. Ya a nivel de los 21 distritos, en los siete primeros meses de 2018 hubo 5.271 actuaciones en ese sentido por parte de la Polic√≠a Municipal, mientras que en la misma horquilla de 2017 fueron 8.836 en el mencionado distrito. Una bajada del 40,35%, como desvel√≥ ABC esta semana.

Una vez llegado septiembre, la ¬ępatrulla antibotell√≥n¬Ľ ha vuelto a la calle, pero con seis de los doce componentes originales de la Unidad Integral del Distrito Centro Norte, que es donde m√°s se practica este fen√≥meno. Algo que, en c√≠rculos policiales, achacan a la falta de personal en el Cuerpo, que ha pasado de casi 7.000 n√ļmeros a 6.100 en la √ļltima d√©cada. El servicio en la plaza de los Carros, en Las Cavas, tambi√©n ha desaparecido.

Por si fuera poco, antes estos polic√≠as dedicados a erradicar el consumo de alcohol en la v√≠a p√ļblica trabajaban ocho horas cada noche, y ahora su jornada se ha reducido en dos.

Otro asunto es la cuant√≠a de esas multas. El Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena, a la hora de sancionar, aplica la Ley Org√°nica 2/2015, de Seguridad Ciudadana, en vez la 5/2002 de la Comunidad de Madrid, que regula la drogodependencia y otros trastornos adictivos. Eso significa que el castigo, en vez de ser de 600 euros, es apenas de 100. En el Consistorio consideran que la primera cifra es ¬ędesproporcionada¬Ľ y apuestan por campa√Īas de concienciaci√≥n que no sirven de nada, como puede comprobarse cada noche de fin de semana en Ciudad Universitaria y la plaza del Dos de Mayo y su entorno; enclaves en los que la ¬ębarra libre¬Ľ, nunca mejor dicho, es impune.

Asimismo, el Ayuntamiento de Madrid ahora notifica las pocas multas que pone directamente en el domicilio del afectado, y no en el momento en que son amonestados en la v√≠a p√ļblica. Esto ocurre a ra√≠z de las quejas recibidas por el Defensor del Pueblo.

Desde la Asociaci√≥n de Polic√≠a Municipal Unificada (APMU), el hecho de que ¬ęen los meses de julio y agosto se eliminara el servicio de botell√≥n y ocio de todos los distritos propici√≥ que no se pudiera abordar esta problem√°tica, al estar carentes de efectivos los turnos nocturnos, que se encuentran bajo m√≠nimos¬Ľ: ¬ęIncluso distritos como Tetu√°n ten√≠an uno o dos patrullas solo para cubrir toda su demarcaci√≥n e incidencias. Si no se dispone de personal suficiente, es muy dif√≠cil intervenir, al igual que ocurre con la venta ambulante, porque existe riesgo para los agentes actuantes¬Ľ.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!