Carmena incumplió más del 40% de su propio plan de calidad del aire

Las medidas planteadas por el gobierno de Manuela Carmena para luchar contra la contaminación desarrolladas en el Plan A de Calidad del Aire fueron a todas luces insuficientes. La atropellada puesta en marcha de su proyecto estrella, Madrid Central, tampoco demostró ser muy efectivo para reducir la polución en la ciudad: 17 de los 24 puntos de la red de medición municipal presentaron entre 2015 y 2019, peores resultados que en los cuatro años previos, según los datos de la Dirección General de Sostenibilidad del Ayuntamiento. El plan de Ahora Madrid no bastó porque, entre otras cosas, incumplió más del 40% de las medidas contempladas, ya que no ejecutó 13 de las 30 medidas que anunció.

Hoy, el gobierno de PP-Ciudadanos presentará su estrategia alternativa. Contará con 200 medidas y aspira a ser «más ambicioso» que el de sus predecesores. El reto está ya sobre la mesa.

El Área Cero Emisiones que se quedó en «bajas»

«Madrid contará en junio de 2018 con una Zona Central Cero emisiones en el distrito Centro», rezaba el documento aprobado en la Junta de Gobierno en septiembre de 2017. Pero el gobierno de Carmena no cumplió ni en tiempo ni en ambición. Madrid Central no fue puesta en marcha en junio, sino en noviembre, en fase de prueba hasta marzo. Tampoco fue «cero emisiones»: se quedó en «bajas emisiones».

Prometieron «potenciar la red de transporte público en superficie» y la realidad es, según informaron a ABC desde la EMT, que las líneas de Gran Vía que se reforzaron fueron «como consecuencia de las obras», y no por Madrid Central. También se subrayaba el objetivo de «optimizar la dotación de las plazas de carga y descarga», para ello se iban a crear «mini muelles de descarga domiciliaria y mini plataformas logísticas». Desde el área de Medio Ambiente y Movilidad confirmaron a este diario que no se realizó nada al respecto.

Sin reducción permanente de la velocidad en la M-30

«La velocidad máxima de circulación se establecerá a 70 km/h en la M-30 y en las vías de acceso desde su intersección con la M-40», indicaba la medida 7. El gobierno de Ahora Madrid tenía previsto implantarlo en 2018, pero nunca llegaron a hacerlo. Desde Automovilistas Europeos Asociados criticaron la medida, defendían que la reducción de la velocidad «no sirve para aminorar la contaminación». «No tiene que ver con la velocidad, sino con el motor», arguyeron.

Aparcamientos disuasorios, la eterna promesa

El «parking» situado en el estadio Metropolitano, el único disuasorio que abrió durante el mandato de Carmena, fue sufragado por el Atlético de Madrid. Sin embargo, la medida 8 aseguraba que el Ayuntamiento estaba preparando «una red de 12 aparcamientos disuasorios» con capacidad para «9.570 plazas». El gobierno que ahora lidera José Luis Martínez-Almeida (PP) pretende llevarlo ahora a cabo.

Vías con prioridad para la EMT, olvidadas

En el paseo de la Castellana, de Recoletos y del Prado se iban a establecer «vías preferentes para los autobuses de la EMT mediante plataformas reservadas y prioridad semafórica, con el objetivo de aumentar su velocidad». Sin embargo, no consta en el área que ahora dirige Borja Carabante (PP) que se hayan ejecutado las remodelaciones presupuestadas para 2017 y 2018 en estos ejes.

Sin noticias del corredor de autobuses de alta capacidad

El punto 10 hablaba de «implantar corredores para autobús de alta capacidad» que conectasen García Noblejas, Fuente Carrantona, avenida de Pablo Neruda, Buenos aires y uniesen los distritos de Ciudad Lineal, San Blas-Canillejas, Mortalaz y Puente de Vallecas. Según ETM, «no consta nada en relación con los corredores para autobús de alta capacidad». La EMT en junio de 2019, con el mandato ya acabado, había sólo planificado -no ejecutado- un carril bus en la avenida de Andalucía y el corredor M-35.

Sin bono taxi social

La medida 13 preveía el incremento del 15% del número de plazas de taxi en parada. Esa revisión de las paradas nunca comenzó. Tampoco se dio más espacio a la parada exclusiva de los taxis eléctricos ni se llevó a cabo el compromiso del bonotaxi social. El Área de Equidad iba a convocar desde 2017 una subvención anual para ello, pero jamás se presupuestó.

Fracaso de los incentivos a la renovación de la flota

El objetivo de Ahora Madrid era impulsar la sustitución de los 1,7 millones de vehículos sin distintivo de la DGT, los más contaminantes, que hay en la capital. Se propuso disponer de «una ambiciosa línea de ayudas» y un «conjunto de incentivos y modificaciones legales».

Por el momento, no consta ninguna subvención. Sólo se modificaron las Ordenanzas Fiscales de 2018 y 2019 para bonificar el 75% del impuesto de circulación. Sin embargo, en 2018 sólo se acogieron cuatro propietarios de vehículos contaminantes, según admitió a ABC el Área de Economía y Hacienda.

El plan de movilidad laboral sostenible, sin impacto

El plan de movilidad laboral sostenible, sin impacto

El gobierno de Carmena también anunció que rebajaría el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) a las empresas que pagasen el abono transportes a sus empleados. Se previeron 10 millones para 2019 y, hasta la fecha, se han gastado 0 euros. Solo lo ha solicitado una empresa y no cumplía con los requisitos.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!