Capital del móvil, con 5G pero sin Cabify ni Uber

Los congresistas del Mobile World Congress (MWC) tienen este año que espabilarse doblemente para desplazarse por Barcelona. La huelga en el Metro y, sobre todo, la normativa recién aprobada por la Generalitat que regula los vehículos con alquiler de conductor (VTC) y que ha hecho que plataformas como Uber o Cabify dejen de operar en Cataluña, ha hecho que la presente edición llegue con un reto extra para garantizar que los asistentes no tengan problemas de movilidad.

Así, paradójicamente, la edición del Mobile que los expertos ven como más transformadora de los últimos años, la que tiene sobre la mesa la implantación de la velocidad 5G y la que presenta mejoras sustanciales en el vehículo conectado, llega con más carencias de transporte que nunca.

Además, la huelga parcial de los trabajadores del Metro de Barcelona -que en años anteriores también aprovecharon la semana del MWC para realizar sus protestas y que este año llega a propósito de la gestión de la presencia de amianto en el suburbano barcelonés- vuelve a dejar en evidencia a un Consistorio que no ha sabido evitar la huelga.

Por ello, Carina Mejías, líder de Ciudadanos en el Ayuntamiento, lamentaba ayer que la alcaldesa Ada Colau ha convertido «una vez más a Barcelona, capital de la movilidad, en la capital del caos». En una línea similar, el alcaldable por el PP en la capital catalana, Josep Bou, criticó que con Colau «se han batido todos los récords» en huelgas. «En tan solo en cuatro meses hemos vivido la huelga de médicos y profesores, las fracasadas huelgas independentistas del 21 de diciembre y 21 de febrero, la huelga de taxistas y VTC y ahora la del Metro», recordaba.

Aunque la imagen de una ciudad sin Uber o Cabify dista de la que pretende ser líder en tecnología, lo cierto es que los paros temporales tuvieron ayer, en el primer día de congreso, poca afectación, pese a que el intervalo de paso fue superior al habitual y en algunos puntos las aglomeraciones llevaron al personal de TMB a limitar el acceso de los usuarios a los andenes. En todo caso, en los aledaños de los recintos feriales, el refuerzo especial por el MWC -con información, más buses y lanzaderas especiales- minimizó la repercusión. Además, parte de los congresistas optó por los «transfers» con furgonetas privadas.

«Contra la libre empresa»

Por otra parte, y en relación con las VTC, ayer se supo que el Consejo de Garantías Estatutarias de Cataluña considera que la regulación de estos servicios -que les obliga a trabajar con quince minutos como mínimo de antelación- «vulnera el derecho a la libertad de empresa» de la Constitución. El dictamen no es vinculante pero va en la línea del de la Autoridad Catalana de la Competencia, que vio «discriminatoria» la normativa. Nuevo revés para la Generalitat.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!