Camilo Blanes ya controla la fortuna de Camilo Sesto

I.G.Rico
V. Abril

La cita era a primera hora de la mañana de ayer en la notaría de Torrelodones, donde Camilo Blanes Ornelas (37 años) había sido convocado para recoger el testamento de su padre, el llorado Camilo Sesto, justo 15 días después de su fallecimiento debido a un fallo renal. Pero el que ahora ya es oficialmente el heredero universal de la considerable fortuna del cantante de Alcoy (Alicante) -estimada en 8 millones de euros- delegó en su abogada Belén CaroMartín la tarea de salir con el documento en las manos ante los numerosos medios congregados en la puerta del despacho. No deseaba una foto que a la postre resultaría poco estética, por más que se encontrara a escasos kilómetros de allí, recluido en la chalé «fortaleza» en el que el cantante se refugió tras su retiro musical. Al cabo, pese a distancias y ocasionales desencuentros, más allá del rosario de declaraciones incendiarias de Lourdes Ornelas, la madre de Camilín, Camilo Sesto no le ha fallado a su único hijo.

Tal y como ha confirmado a ABC Eduardo Guervós, representante del artista, « no ha habido sorpresas de última hora. Camilo Blanes Ornelas es el único beneficiario de los bienes de Camilo Blanes Cortés». Acaso la única novedad -adelantada por «¡Hola!»- es que no hay albacea como tal, sino un albacea para gestionar los objetos del artista que se van a destinar al museo con el que el Ayuntamiento de Alcoy quiere rendir homenaje a su vecino más ilustre. Esta figura ha recaído en Cristóbal Hueto, su administrador.

A partir de hoy, todo es incierto con respecto al futuro inmediato de Camilo júnior, quien tendrá que gestionar unos bienes que ya le han convertido en uno de los «solteros de oro» en México, país en el que reside. Tal y como publicó este periódico en su día, con 175 millones de discos vendidos en todo el mundo el autor de «Vivir así es morir de amor», «Melina» y «Algo de mí» percibía en los últimos tiempos 200.000 euros semestrales en concepto de derechos de autor y 50.000 más por los royalties de las 350 canciones que tiene registradas en la SGAE. Es previsible que estas cifras se disparen debido al repunte de ventas de sus discos y descargas, tanto en España como en Iberoamérica y EE.UU.

«De eso prefiero no hablar»

Por otro lado, Camilo Sesto supo invertir bien en propiedades inmobiliarias: figuraba como administrador único de Torrepeñote S.L. que, desde 1999, utilizaba para la compra-venta de inmuebles. Demostró buen olfato cuando vendió al PSOE, por 1.200 millones de las antiguas pesetas, el edificio de la calle Ferraz donde el partido instaló su sede. Y jamás presumió de ello. «De esas cosas prefiero no hablar», decía. A nombre del cantante también figuraba una casa de 344 metros cuadrados, situada en una parcela de 2.022 metros cuadrados, en Las Rozas; una casa de verano en Marbella y, por supuesto, el chalé «fortaleza» de Torrelodones. Además, Camilo Sesto deja a Camilín un efectivo cercano a los dos millones de euros, según la revista «Semana».

Ahora Camilo Blanes Ornelas tendrá que invertir mucho tiempo y energías en gestionar este patrimonio, algo que su padre ya le pidió en vano años atrás: «Lo que tienes que hacer es estudiar Derecho y defender mis intereses», le dijo. A Camilo Jr. le queda una cuenta pendiente: darle el último adiós a su progenitor en Alcoy, donde previsiblemente depositará sus cenizas. La localidad alicantina está deseando recibir los restos mortales de una figura de leyenda de la música española, alguien sobre quien su representante, Eduardo Guervós, se lamenta de que «no se le ha hecho justicia en España, pero esto sucede normalmente en nuestro país, como hemos podido comprobar con Blanca Fernández Ochoa».

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!