«Cambiamos los vestidos por las batas de hospital»

Madrid Guardar

Sara Carbonero e Íker Casillas afrontaron el 2019 como uno de los años más difíciles de su vida. Unas semanas después de que el guardameta sufriera un infarto de miocardo, la presentadora anunciaba a través de sus redes sociales su noticia más complicada: le habían detectado un tumor maligno en el ovario y había sido operada de urgencia.

La periodista, muy prudente en sus palabras, afrontaba esta situación con gran valentía, pero reconociendo lo difícil que le estaba resultando asimilarla. «Esta vez me ha tocado a mí, esa dichosa palabra de 6 letras que todavía me cuesta escribir (…) estoy tranquila y con la confianza de que todo va a salir bien. Sé que el camino será duro pero también que tendrá un final feliz», rezaba su comunicado. Y parece que la televisiva no se equivocaba pues, tras unas semanas compartiendo enigmáticos mensajes que hacían pensar en una pronta recuperación, la revista «¡Hola!» confirmaba el pasado mes de noviembre Carbonero había finalizado su tratamiento de quimioterapia, al que se sometió de manera preventiva, exitosamente.

Pero el camino fue complicado y la periodista se apoyó durante todo el proceso en su familia y amigos, sobre todo en su compañera Isabel Jiménez, que no se ha separado de ella el ningún momento. Este viernes, con motivo del cumpleaños de la también periodista, la mujer de Casillas ha querido rescatar una fotografía que refleja uno de sus momentos más complicados: «Esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo».

Ver esta publicación en Instagram

Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos. Fotos en los los eventos y saraos que pisábamos, fotos en la sala de maquillaje de la tele,en el comedor, en el plató, en nuestras cenas, fotos para revistas, para @slowloveoficial , fotos en nuestros viajes de vacaciones, en mi pueblo, en Almería, fotos con los niños, por las calles de Oporto… lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por dónde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo. Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echábamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal . Feliz cumpleaños, comadre. #cumpleañosfeliz #14defebrero #lafamiliaqueunoelige #vamospreparandoviaje #slowlife

Una publicación compartida de Sara Carbonero (@saracarbonero) el

Jiménez, que para Sara es más una hermana que una amiga, hizo que el mal trago de pasar tanto tiempo en el centro médico se hiciera menos complicado: «Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echábamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mi. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal».

Y es que si por algo se caracterizó la periodista durante sus meses de lucha fue por intentar afrontar la enfermedad desde el punto de vista más positivo posible.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!