Caio, el talento del Al Ain que no quiso Brasil

Brasil es un pa√≠s donde le das una patada a una piedra y te salen cincuenta futbolistas. Eso tiene su lado bueno. Cuantas m√°s herramientas, m√°s opciones para construir mejor. Pero, si no sabes detectar cu√°l es la adecuada y cu√°l te sobra, puede que pierdas por el camino talento y dinero. Al menos en el f√ļtbol. Eso le ocurri√≥ a Brasil con Caio (Sao Paulo, 19 de abril de 1994), la actual estrella de Al Ain, rival del Real Madrid este s√°bado drid en la final del Mundial de Clubes.

El talentoso extremo, formado en la cantera del Sao Paulo, fue echado del club a los 16 a√Īos, y sus dos siguientes aventuras, en otros dos equipos hist√≥ricos de su pa√≠s, como Santos y Palmeiras, tuvieron el mismo desenlace. ¬ęMe dec√≠an que era demasiado peque√Īo y fr√°gil para jugar al f√ļtbol¬Ľ, recuerda Caio. Sus 173 cent√≠metros y 65 kilos le cerraron las puertas en Brasil, pero eligi√≥ insistir antes que la rendici√≥n.

A Japón

Solo ten√≠a 17 a√Īos y siempre crey√≥ en ese golpe de suerte necesario cuando la vida te pone en la esquina del ring. En su mismo Sao Paulo natal, un colegio japon√©s le dio la oportunidad de seguir vinculado al f√ļtbol: ¬ęUna prueba de un par de minutos y me cogieron¬Ľ. De ah√≠ march√≥ al pa√≠s nip√≥n, donde tras jugar en varios equipos amateurs, como el Chiba Kokusai, firm√≥ su primer contrato profesional en 2014, con el Kashima Antlers. Dos temporadas estuvo en el club japon√©s, en donde gan√≥ una Copa y fue nombrado mejor novato de la Liga. Sus bicicletas, dribling y goles estallaron en Jap√≥n, y el Al Ain le puso sobre la mesa una oferta irrechazable: ¬ęEstoy muy feliz aqu√≠. Fue una acertada elecci√≥n, para seguir creciendo en el f√ļtbol y para tener una econom√≠a m√°s holgada que ayude a mi familia¬Ľ, explica Caio, seguido de cerca por el Oporto para el mercado de enero.

El brasile√Īo es la gran esperanza del Al Ain, el equipo m√°s laureado de su pa√≠s, con 13 Ligas y una Champions asi√°tica, entre otro muchos t√≠tulos, pero con un importante h√°ndicap. Se presentar√° en la final contra el Madrid con la bombona de ox√≠geno: ¬ęEstamos muy cansados, pero la ilusi√≥n nos da la energ√≠a que no falta¬Ľ, confiesan sus jugadores. En solo siete d√≠as, el Al Ain ha jugado tres partidos y dos de ellos se fueron a la tanda de penaltis. En primera ronda, remont√≥ un 0-3 al Wellington neozeland√©s y pas√≥ desde los once metros. En cuartos, fue el Esperanza de T√ļnez, campe√≥n africano, el que se qued√≥ por el camino (3-0). Y en semis, su proeza m√°s popular, gan√°ndole a River por penaltis tras un 2-2 en 120 minutos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!