«Cada vez estamos peor. Tienen derecho a protestar, es por el bien de todos»

Poco trasiego de pacientes y salas casi vacias en el Centro de Atención Primaria (CAP) de Manso de Barcelona, uno de los de referencia de la ciudad, en la primera jornada de huelga de los médicos de atención primaria convocada por el sindicato Metges de Catalunya (MC). En el hall del ambulatorio, a través del que se accede a las plantas de consultas, solo algunos miembros del equipo de limpieza se esmeraban a primera hora de la mañana en borrar con unas gigantescas mopas los restos en el suelo de una molesta mañana de lluvia, aunque poco concurrida. «Nosotros no hacemos fiesta», señala uno de los operarios a este diario.

Pocos pacientes entraban y salían del ambulatorio, la mayoría sin haberse podido visitar. Es el caso de Joaquina Torres que ha tenido que esperar bastante hasta que finalmente la ha atendido el personal de guardia, aunque para emplazarla a una nueva cita la próxima semana. «He esperado bastante y luego en unos cinco minutos han resuelto que debo volver la semana que viene», ha indicado la paciente molesta en declaraciones a este diario. Pese a cruzar la ciudad en balde, Joaquina asegura que entiende perfectamente los motivos de la huelga. «Cada vez estamos peor. Tienen todo el derecho a protestar porque es para el bien de todos», asegura la mujer.

«Toda la mañana para nada»

También comparte su opinión Carmen Latorre, que deberá volver el lunes a visitarse. La barcelonesa no esconde su enfado por irse a casa sin ser visitada. «Toda la mañana para nada», aunque se muestra comprensuva con los motivos del paro. «La sanidad pública está mal porque no tiene recursos. Siendo honesta a la verdad, diré que he estado recientemente muy enferma y la asistencia ha sido buenísima por que los profesionales sanitarios se dejan la piel para que así sea, aunque todo tiene un límite».

Poco después de Carmen, sale del ascensor Carolina. Asegura que no tenía ni idea de que hubiera ningún paro. «No miro mucho la tele no me había enterado», dice en declaraciones a este diario. Ha tenido que esperar una hora y cuarto hasta que ha visto que algo pasaba. «Una espera tan larga para nada. Tengo que volver la otra semana», apunta. José, que también ha tenido que irse sin visitarse, no se muestra tan comprensivo con los motivos de la huelga. «Hay otras formas de presionar a la administración no pasan por jorobar a los ciudadanos», declara.

Seguimiento del 77,3 por ciento

Un 77,3 por ciento de los médicos de familia, pediatras, odontólogos y ginecólogos de la atención primaria del Instituto Catalán de la Salud (ICS) han secundado la primera de las cinco jornadas de huelga, que tiene por objetivo exigir mejoras asistenciales y laborales en el primer punto de acceso al sistema de salud, según ha informado el sindicato.

En el ámbito de la sanidad concertada, el seguimiento en los hospitales, Centros de Atención Primaria (CAP), centros sociosanitarios y centros de salud mental, gestionados por las patronales Unión Catalana de Hospitales (UCH), Consorcio Asociación Patronal Sanitaria y Social (CAPSS) y Asociación Catalana de Entidades de Salud (ACES), ha sido del 73,5 por ciento.

«Éxito absoluto» del primer día de paro

MC ha calificado de «éxito absoluto» la movilización masiva del colectivo médico y ha instado al ICS y a las patronales de la sanidad concertada a «escuchar el clamor de los facultativos y atender las reivindicaciones legítimas y necesarias para mejorar la asistencia a los pacientes y dignificar las condiciones laborales de los profesionales».

Con motivo de la huelga, se han fijado unos servicios mínimos, garantizando las asistencias de urgencias, las unidades especiales –como UCI, UVI, hemodiálisis, neonatología, partos y oncología–, las operaciones inajornables y la atención a los enfermos ingresados.

En el resto de ámbitos, trabajará el 25 por ciento de la plantilla en los dos primeros días, y a partir del tercer día lo hará el 33 por ciento, con la excepción de ginecología, odontología y penitenciarios, que serán del 25 por ciento, y los servicios no especificados tendrán una atención como la de un día festivo, o del 50 por ciento si es igual a la de un laborable.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!