Cada hijo de una mujer asesinada en Valencia percibirá 75.000 euros de indemnización

Cada hijo de una mujer asesinada víctima de la violencia de género tendrá derecho a una indemnización de 75.000 euros reconocida por la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, sin importar su edad o si dependían económicamente de su madre.

Así lo ha explicado el secretario autonómico de Igualdad, Alberto Ibáñez, quien ha presidido la reunión del grupo técnico de la comisión de seguimiento del Pacte Valencià contra la Violència de Gènere i Masclista que ha tenido lugar este martes, según un comunicado de la Generalitat.

En esa reunión se ha acordado un nuevo sistema de indemnizaciones que equiparan y amplían las ayudas por violencia machista a las que se conceden a las víctimas del terrorismo.

El acuerdo establece que serán los hijos e hijas los primeros que cobrarán la indemnización por causa de muerte, que pasa de 6.000 a 75.000 euros en cumplimiento del acuerdo del Pacte.

Esa cantidad será percibida por cada una de las personas descendientes con independencia de que sean menores de edad o tengan o no dependencia económica de la madre.

En el caso de que no haya hijos o hijas, serán los padres o madres de la mujer víctima quienes percibirán a partes iguales los 75.000 euros de la ayuda; y si estos no vivieran serán los hermanos o hermanas de la mujer quienes cobrarán la indemnización.

Para la nueva pareja

El acuerdo establece que aparte de esta indemnización, en el caso de que la mujer fallecida hubiera rehecho su vida con otra pareja, esta percibirá una indemnización de 26.460 euros, y será siempre excluyente de cualquier otro tipo de ayuda estatal.

Además, para percibir esta cantidad deberán tener un mínimo de dos años de convivencia o haber tenido descendencia en común.

Ibáñez ha destacado que se trata de un “avance sin precedentes” que pone el foco de la violencia machista “como una cuestión que afecta a toda la sociedad porque como sociedad indemnizamos un daño irreparable”, y ha agregado que “una sociedad que mata a sus mujeres es una sociedad enferma”.

Además, en 2019 se amplía la equiparación con las víctimas de terrorismo, cuando la consecuencia de la agresión machista es una incapacidad laboral permanente absoluta (54.000 euros) o una gran invalidez (150.000 euros) y se les concederán también a aquellos que resulten asesinados o incapacitados por ayudar a una mujer que esté siendo agredida.

El próximo año se mejoran también las ayudas de emergencia para las mujeres víctimas de violencia machista, que pasan de 200 a 2.205 euros en el caso de las que se otorgan para cubrir necesidades básicas; de 2.000 a 2.940 para alojamiento; de 500 a 735 euros para transporte o desplazamiento y de 2.000 a 2.205 para seguridad y protección.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!