cada aspirante pagará 400 euros

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI·F) ha denunciado que los aspirantes a oposiciones de policía local estarán obligados a pagar más de 400 euros y a seguir un curso previo de 700 horas, según los requisitos que el Consell tiene intención de aplicar en la Comunidad Valenciana. Unas obligaciones que «vulneran el principio de igualdad de acceso», según este sindicato.

En un comunicado, explican que la Generalitat “pretende añadir el título ‘XXXIV’ a la Ley 17/2017 de coordinación de policías locales de la Comunitat, que contempla la obligación de realizar previamente un curso de capacitación de 700 horas y 300 euros de coste”, además de añadir otras tasas.

CSI·F asegura que “esa obligación de participar en un curso de 700 horas, con el pago de los 300 euros más otros 50 si no se supera y alrededor de 60 euros por pruebas físicas, psicotécnicas y sus certificados, vulnera el principio de igualdad de acceso a la función pública“.

Dos meses de prácticas

Al respecto, señala que “una persona que esté trabajando no dispone del tiempo necesario para realizar este curso de 700 horas”, que impartirá el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (Ivaspe), y añade que “luego exigen otros dos meses de prácticas en ayuntamientos“.

Para la central, “el hecho de tener que pagar 300 euros también supone un impedimento para quien no pueda desembolsar ese dinero”, por lo que defiende que “esa dedicación de tiempo y el gasto simplemente servirían para poder presentarse a la oposición“.

En cuanto a los requisitos, CSI·F apunta que, para acceder a la oposición, los aspirantes deben haber superado “unas pruebas físicas previas (23 euros) y unas psicotécnicas (23 euros), el certificado de cada una de las cuales cuesta cinco euros extra, al igual que el del curso de capacitación”. A todo ello “habría que sumar las tasas de la oposición en sí, todavía no publicadas”, por lo que “en total superaría los 400 euros”.

Por todo ello, la organización lamenta que las condiciones “demuestran un afán recaudatorio por parte del Consell, y en particular del Ivaspe, organismo que ya ha mostrado su voluntad de controlar el proceso las oposiciones, lo cual podría acarrear más tasas que se sumarían a las municipales”. En definitiva, asegura que en la práctica supondría “una traba económica más para participar en una oposición”.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!