Buzos con una grúa especial necesitarán un mes para sacar del mar el ferry encallado en Dénia

La compleja operación de limpieza para sacar del mar los restos del buque Pinar del Río, que encalló el pasado 16 de agosto en la escollera norte del puerto de Dénia (Alicante), y que obligó a una evacuación de emergencia de casi 400 viajeros, requerirá de una grúa especial de 500 toneladas y el trabajo de buzos cualificados para estas tareas durante un mes.

Baleària avanza en los trabajos de retirada y espera que a principios de la semana que viene se hayan retirado todos los elementos por encima de la línea de flotación. Después llegará el turno de los elementos sumergidos, trabajo que se estima pueda estar finalizado a principios de noviembre.

Según ha informado la naviera en un comunicado, las empresas especializadas Ardentia Marine y Varadero Vinaròs SL se están encargando de seccionar el buque en superficie y de retirar las piezas mediante una grúa de 250 toneladas. Todas estas secciones son trasladadas a la planta de reciclaje autorizada, que gestiona la compañía Varadero Vinaròs.

Está previsto que a principios de la próxima semana se hayan retirado todos los elementos por encima de la línea de flotación. A continuación comenzarán los trabajos subacuáticos, de mayor dificultad y que requieren de un equipo de buzos especializados.

A su vez, en los próximos días se instalará una grúa de mayores dimensiones que la actual (de unas 500 toneladas) y una pontona flotante, para poder seccionar y retirar los elementos sumergidos y de más peso del fast ferry como los motores. Se estima que los trabajos puedan finalizar a principios de noviembre.

El ‘Pinar del Río’, que procedía de Palma e Ibiza, encalló a las 23.20 horas del pasado 16 de agosto apenas a cien metros de la escollera del puerto de Dènia, donde tenía que atracar con 70 vehículos y 393 pasajeros a bordo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!