Buscan a los 43 estudiantes de Ayotzinapa en un basurero

Las autoridades mexicanas han iniciado en un vertedero en Tepecoacuilco un nuevo operativo de b√ļsqueda del grupo de 43 estudiantes que desapareci√≥ la noche del 26 de septiembre 2014 en el municipio de Iguala, en el Estado de Guerrero. En un nuevo intento de dar con pistas que ayuden a encontrar a los j√≥venes desaparecidos hace cinco a√Īos, la Fiscal√≠a y el Ej√©rcito han dado comienzo a esta operaci√≥n con maquinaria pesada para remover la tierra y los desperdicios en el basurero del municipio de Tepecoacuilco ubicado a 15 kil√≥metros al sureste de Iguala.

La operación se ha realizado también en colaboración con miembros de la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia, un grupo creado en diciembre por el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador para volver a investigar este complejo caso. El basurero de Tepecoacuilco esta actualmente protegido por el Ejército mexicano y se encuentra a tan sólo 10 minutos en coche de Iguala, donde desaparecieron los 43 jóvenes que estudiaban para ser profesor en una escuela ubicada en la localidad de Ayotzinapa, también en el Estado de Guerrero.

Seg√ļn la versi√≥n oficial de la Fiscal√≠a del ex presidente Enrique Pe√Īa Nieto (2012-2018), los 43 estudiantes fueron detenidos en Iguala por un grupo de polic√≠as corruptos que los entregaron c√°rtel local Guerreros Unidos. Este grupo organizado supuestamente los asesin√≥ y quem√≥ en el basurero de Cocula, localizado a unos 20 kil√≥metros al suroeste de Iguala.

Esta teor√≠a se apoya en el testimonio de m√°s de cien personas. Sin embargo, la justicia mexicana ha puesto en libertad en las √ļltimas semanas a 77 de las 142 personas detenidas por el ¬ęcaso Ayotzinapa¬Ľ. Estas liberaciones se deben a multitud de irregularidades cometidas por la Fiscal√≠a contra los sospechosos, incluyendo torturas o pruebas inconsistentes con la investigaci√≥n.

Uno de los liberados ha sido Gildardo L√≥pez Astudillo, alias ¬ęEl Gil¬Ľ, uno de los principales acusados por la Fiscal√≠a de participar en la desaparici√≥n de los estudiantes. Supuestamente, ‚ÄėEl Gil‚Äô fue el nexo entre la polic√≠a local con el c√°rtel Guerreros Unidos para presuntamente transportar a los j√≥venes al vertedero de Cocula, donde fueron ejecutados y quemados seg√ļn la versi√≥n oficial defendida por la Fiscal√≠a de Pe√Īa Nieto.

En las v√≠speras del quinto aniversario, la Fiscal√≠a ahora bajo el mando de L√≥pez Obrador ha anunciado que presentar√° recursos legales por supuestas irregularidades cometidas por el entonces fiscal Jes√ļs Murillo Karam y dos funcionarios que tuvieron participaci√≥n directa en la investigaci√≥n: Tom√°s Zer√≥n y Jos√© Aar√≥n P√©rez Carro.

La Comisión de la Verdad investigará el caso

Con el objetivo de demostrar que M√©xico vive una nueva etapa bajo su mandato, el presidente L√≥pez Obrador ha convertido la b√ļsqueda de desaparecidos en una de las prioridades de su administraci√≥n. As√≠, el presidente ha lanzado un plan de b√ļsqueda para las 40.000 personas oficialmente desaparecidas en todo el pa√≠s. Sin embargo, diversas organizaciones estiman que podr√≠a haber m√°s de 300.000 personas desaparecidas, dado que muchos familiares no denuncian el delito por miedo a sufrir represalias por parte de las organizaciones criminales.

Dentro de estos cr√≠menes, ‚ÄėAyotzinapa‚Äô es el caso de mayor importancia para el gobierno debido a que es el que ha gozado mayor relevancia internacional, puesto que la versi√≥n oficial puso en evidencia la estrecha colaboraci√≥n que existe entre gobiernos locales y organizaciones criminales. Por ello, la primera medida que tom√≥ L√≥pez Obrador como presidente fue crear la Comisi√≥n de la Verdad que volver√° a investigar el caso, un comit√© integrado de diversos expertos y algunos de los familiares de los 43 desaparecidos.

La importancia de este caso es tal que Luis Ra√ļl Gonz√°lez P√©rez, el presidente de la Comisi√≥n Nacional de los Derechos Humanos, ha indicado recientemente que el gobierno mexicano no tiene restricciones de presupuesto para financiar toda operaci√≥n necesaria para descubrir qu√© ocurri√≥ con los estudiantes desaparecidos hace cinco a√Īos. Entre 2007 y 2016, se calcula que en M√©xico se han encontrado un total de 1.075 fosas comunes con 2.204 cuerpos, de acuerdo con un estudio de la Universidad Iberoamericana y la Comisi√≥n de Defensa y Promoci√≥n de Derechos Humanos.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!