Brutal agresión con «bolomachetes» a un menor trinitario que quería abandonar la banda

El parque de Enrique Tierno Galván fue testigo el sábado de una brutal agresión entre miembros de la banda latina de los trinitarios». Un joven, menor de edad, resultó herido de gravedad después de que otros pandilleros –que tampoco alcanzaban los 18 años– de la misma banda le golpeasen la cabeza con una botella de vidrio y le asestasen varias cuchilladas de profundidad en las piernas con dos «bolomachetes». El chico quería abandonar el grupo pandillero y cuando los demás se enteraron decidieron atacarle.

Los agentes de la Unidad de Apoyo a la Seguridad, que se encontraban en la zona, fueron requeridos por una ciudadana que pedía auxilio al ver al menor tumbado en el suelo. Los agresores salieron a la carrera del lugar, tras arrebatarle a la víctima el móvil y cuando vieron que se encontraba tirada en el suelo, sin poder reaccionar y sangrando abundantemente. Tanto los testigos como el menor agredido relataron la paliza y dieron datos de los agresores, que posteriormente fueron localizados y detenidos por la Policía Municipal.

Ante estas manifestaciones se inició una búsqueda de los agresores por las inmediaciones, en la que la colaboración ciudadana fue fundamental para localizar a los sospechosos, que fueron interceptados tras una breve persecución a pie cuando estaban a punto de entrar en la estación de Metro de Arganzuela para escabullirse entre la gente.

En el registro de seguridad que se les realizó a los dos detenidos se les incautaron dos «bolomachetes», con restos de sangre en uno de ellos, y una navaja tipo «mariposa» que, según ellos, utilizaban para defenderse de posibles agresiones de bandas rivales. Fue entonces cuando reconocieron que pertenecen a la banda latina de los trinitarios.

Al parecer, según las declaraciones de los implicados, la agresión se produjo por la intención de la víctima, perteneciente también a la misma banda de abandonarla.

La víctima fue trasladada en estado grave al Hospital Gregorio Marañón, y los detenidos fueron conducidos al Grupo de Menores de Policía Nacional para continuar con las diligencias, y en donde se dio traslado a los padres de lo sucedido.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!