Brión vuelve a clase tras dos semanas de encierro

Con casi dos semanas de retraso respecto al inicio del curso en Secundaria, las aulas del IES de Brión reiniciaban este viernes su actividad, una vez levantado el encierro que las familias habían arrancado la noche del día 13 para denunciar la insuficiencia del personal asignado tras el incremento de matrículas en 31 alumnos. Una reunión celebrada el miércoles con el inspector jefe provincial desbloqueaba la situación con un acuerdo para el refuerzo de 14 horas de docencia en el ámbito de ciencias y tres horas en inglés, prácticamente equivalentes a un profesor adicional. Aunque lejos de la demanda inicial de la comunidad educativa del IES de Brión —que solicitaba tres profesores más para el nuevo curso—, la nueva propuesta de la administración conlleva el compromiso del centro de mantener el grupo de refuerzo vigente en 3º de ESO, uno de los servicios que la dirección veía inviables con los medios inicialmente asignados. «Lo importante es que los niños vayan a clase», apuntaban ayer fuentes de la Consellería.

Analizada la propuesta, las familias decidían en una asamblea celebrada en la noche del jueves desactivar el encierro, aunque mantendrán vivas las reivindicaciones no atendidas con un régimen distinto de movilizaciones que se acordará en los próximos días, ya con los alumnos en las aulas. «Se ha dado un paso, pero no se cubren todas las necesidades», apuntaba ayer en conversación con ABC Tito Souto, presidente del Ampa. Los dos docentes que, compartidos con otros centros, se incorporarán en los próximos días con 14 y tres horas de docencia en Brión, apunta Souto, permitirán mantener el programa de refuerzo en 3º y, quizá, indica, alguna de las optativas en riesgo en los cursos de Bachillerato (entre las materias amenazadas figura la Robótica de 2º, lo que la comunidad educativa había interpretado como un mazazo al compromiso y la implicación demostrados por el centro en este campo, reconocida con diversos y premios y menciones).

Entre las cuestiones pendientes, Souto destaca la negativa a un tercer grupo de 4º de ESO, de modo que los 61 alumnos de este nivel se repartirán en dos unidades de 30 y 31, sobrepasando en este último caso la ratio máxima general prevista en la normativa y aplicada en Galicia, pero no, según recuerda Educación, el margen de hasta un 20% adicional autorizado por el Ministerio en 2012 como parte de las medidas urgentes para la racionalización del gasto público, pendientes de derogación por el Ejecutivo de Pedro Sánchez. El presidente del Ampa lamenta el recurso a este margen extraordinario en el caso concreto de 4º de la ESO en Brión, subrayando condiciones singulares de conflictividad y convivencia que, a su juicio, justificarían un tercer grupo.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!