Breve historia y filosofía de la barba

Breve historia y filosofía de la barba РLA NACION

Abrigo venerable que protege al var√≥n de los rigores del fr√≠o y la humedad, evitando as√≠ que prosperen enfermedades, la barba est√° asociada desde tiempos remotos a la idea de la dignidad, la bravura y la sabidur√≠a. Que alguien venga ahora a recordarnos su linaje es una buena cosa. Viene desde el fondo de la historia, y sabemos poco de √©l: Thomas S. Gowing es autor de La filosof√≠a de las barbas (Ediciones Godot), y escribi√≥ este op√ļsculo en 1854. En la breve historia revisa el lugar que le asignaron a este manto natural los antiguos -egipcios, jud√≠os, asirios, babilonios, persas, √°rabes, griegos, romanos, celtas y turcos-, y desde luego los “modernos”, incluidos en ese recuento los h√°bitos seguidos en las cortes europeas y en los d√≠as de la Revoluci√≥n Francesa. Uno de esos cuentos refiere la orden impartida por Pedro el Grande en la Rusia del siglo XVII tras ver en Occidente rostros lampi√Īos: sus s√ļbditos debieron rasurarse. Algunos se quitaron sus barbas, pero las preservaron para ser enterrados en sus ata√ļdes con ellas. Tem√≠an que San Nicol√°s les negase el cielo por ser cristianos imberbes.

ADEM√ĀS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes alg√ļn comentario violatorio del reglamento ser√° eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptaci√≥n del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.

Lee m√°s: lanacion.com.ar


Comparte con sus amigos!