Borrell insiste en su inocencia en la venta de acciones de Abengoa pese a las dudas de toda la oposición

Las dudas planteadas este miércoles por el conjunto de la oposición no han variado ni un ápice las explicaciones del ministro de Exteriores, Josep Borrell, acerca de la venta con información privilegiada de 10.000 de las acciones que poseía en Abengoa.

En la Comisión de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación del Congreso, Borrell ha insistido en que como ministro no quiere recurrir la sanción que le interpuso la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ya que el primer trámite requiere acudir en primera instancia al Ministerio de Economía, dirigido por su compañera de Gabinete Nadia Calviño.

La CNMV impuso una sanción de 30.000 euros al titular de Exteriores por deshacerse de un paquete de acciones de Abengoa con valor de más de 9.000 euros, justo un día antes de que la compañía quebrase en Bolsa.

El diputado «popular» José Manuel García Hernández ha pedido directamente al ministro su dimisión y le ha reprochado que su sanción por venta privilegiada de acciones debería impedirle seguir formando parte del «Gobierno bonito» de Pedro Sánchez. El parlamentario del PP, además, ha anunciado en la comisión que su formación promoverá una comisión de investigación que esclarezca todas las dudas sembradas por esta actuación de Borrell, que considera «un delito de corrupción económica».

También ha sido especialmente duro Unidos Podemos, cuyo vocal Antón Gómez-Reino, de En Marea, ha aseverado que «la corrupción» debería haber visto su fin con la moción de censura. «Le toca asumir responsabilidades», le ha espetado a Borrell.

Melisa Rodríguez (Ciudadanos), Aitor Esteban (PNV) y Jordi Xuclà (PDECat), aunque han sido más suaves que el PP y Unidos Podemos, sí han expresado las «dudas» que les plantea el relato del ministro, poniendo en duda el sistema judicial y empleando como «pretexto perfecto» para no recurrir la multa que es miembro del Consejo de Ministros.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!