Borrell advierte de que España condenaría una intervención militar en Venezuela

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Josep Borrell, advirtió hoy de que España no apoyaría una intervención militar extranjera en Venezuela y condenaría esta acción, asegurando que «no todas las posiciones están sobre la mesa» para solucionar esa crisis.

«No todas las posiciones están sobre la mesa. Hemos advertido claramente que no apoyaríamos y condenaríamos firmemente cualquier intervención militar extranjera, que esperamos que no se produzca», dijo a Efe Borrell en Egipto, antes de la inauguración de la cumbre entre la Liga Árabe y la Unión Europea (UE).

El ministro español subrayó que «la solución en Venezuela no puede provenir más que de una solución democrática pactada entre los venezolanos y de la convocatoria de unas elecciones presidenciales».

Asimismo, Borrell puntualizó que España está buscando una posición común con sus socios europeos en la cuestión venezolana.

«España juega en este terreno ejerciendo un evidente liderazgo en la Unión Europea pero jugamos conjuntamente con otros países europeos una posición común», afirmó, al agregar que «hay un grupo de contacto de la UE en estos momentos en Caracas».

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente encargado hace un mes, dijo este sábado que su país planteará formalmente a la comunidad internacional “tener abiertas todas las opciones” para liberar a su patria.

Guaidó divulgó su mensaje tras los disturbios ocurridos en los pasos fronterizos por donde se esperaba que ingresara a Venezuela la ayuda humanitaria que se almacena en Brasil y Colombia y que fue bloqueada por funcionarios del Gobierno de Nicolás Maduro.

Este primer intento de llevar ayuda humanitaria terminó en violentos enfrentamientos en los que ha habido varios muertos y decenas de heridos.

La crisis política venezolana se acentuó en enero pasado, cuando Guaidó anunció que asumía funciones de presidente encargado de Venezuela tras desconocer el nuevo mandato de Maduro, elegido en unos comicios que, denuncia, fueron fraudulentos.

España y varios países de la Unión Europea han reconocido a Guaidó como «presidente encargado» y han pedido la convocatoria de unas elecciones que ayuden a superar la situación que vive el país.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!