blindaje ideológico y marcaje a Torra

«Con cuatro diputados no podemos ir con muchos humos». Ante un auditorio afín, el del Círculo Ecuestre, Alejandro Fernández habló claro en lo que fue ayer su primera conferencia pública tras asumir la direción del PPcatalán el pasado 10 de noviembre. El partido está en fase de reconstrucción, reconoce. Con una presencia mínima en el Parlament y ante unas elecciones locales que marcarán el devenir del partido –el 5% mínimo para tener representación en Barcelona es el próximo reto–, Fernández tiene clara la estrategia: ningún experimento o concesión al resto de partidos, blindar el espacio en el que son más fuertes, en definitiva, apretar los puños, hablar claro. No va a ser fácil, asume el dirigente popular.

Como ya expuso en el discurso con el que asumió el cargo, la fortaleza del PP pasa por un rearme ideológico, reivindicar sin complejos el espacio de «centro-derecha, liberal-conservador», una forma sobre todo de señalar las diferencias con Ciudadanos, de los que no se cansa de resaltar su perfil «socialdemócrata» y su personalidad de partido de «reacción y protesta» al nacionalismo, en ningún caso, recuerda, homologable ideológicamente a los populares.

Si Alejandro Fernández blinda su flanco a la izquierda con Cs, también lo pretende hacer a su derecha, y rechaza cualquier acercamiento a VOX, de quienes critica que pretendan combatir con más «populismo» a un independentismo también populista. Los excesos del estado autonómico, apunta Fernández, no se solucionan suprimiendo las autonomías, sino con propuestas, en la línea de lo que apunta Pablo Casado desde el PP nacional, como la de una recentralización de competencias a favor del Estado, lo que no rechaza. Fernández sí se abre en cambio a una «mejora» del sistema de financiación autonómico.

Torra prepara otra «insurrección»

Junto al blindaje y rearme en su espacio ideológico, el líder del PPC cierra también la posibilidad de cualquier posibilidad de diálogo con el presidente Quim Torra: «Su diálogo es tome esto y trágueselo entero, así es imposible». En la misma línea, Fernández advierte de que Torra intentará una nueva «insurrección» al calor de la sentencia del 1-0.

Las prevenciones de Fernández van más allá del independentismo para alcanzar también el «catalanismo moderado». Frente a etapas pasadas en las que el PPC llegó a levantar esa bandera, el popular previene contra el intento de resucitar un «espacio político para el que no hay cabida». «Cuando el catalanismo logra sus objetivos, el siguiente paso es pedir un estado propio, y eso es imposible», apunta el dirigente popular. Un error, añade, comparable al intento de PSC, ERC y «comunes» de recuperar un tripartito con el «método Zapatero».

No a la «genuflexión» ante Valls

Respecto a la posibilidad de sumarse a la lista de Manuel Valls por Barcelona, discurso claro:«Somos el PP, y aunque estemos en una situación difícil lo que no vamos a hacer es un proceso de genuflexión acrítica ante alguien que ni siquiera nos ha hecho una oferta al respecto. Vamos a presentar nuestra candidatura». Sin concesiones, Fernández llama a los suyos a apretar los puños.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!