Bicimad tendrá 400 bicis menos en 2019 y ni una estación de las prometidas

El Ayuntamiento de Madrid se hizo con Bicimad en octubre de 2016 y el servicio contaba con 2.028 bicicletas y 165 estaciones. El mandato de Manuela Carmena se cerrará con estas mismas cifras pese a que, entre medias, se han anunciado promesas pretenciosas. El Área de Medio Ambiente y Movilidad, con Inés Sabanés al frente, dijo al año de gestionar Bicimad, en octubre de 2017, que ampliaría el servicio con 42 estaciones nuevas repartidas en ocho distritos, y llegaría a implantarse más allá de la M-30, en Ciudad Lineal y Puente de Vallecas. Además, sumaría 500 bicicletas.

Aseguraban entonces a bombo y platillo: «Bicimad crecerá hasta duplicar su tamaño actual en 2019, llegando a las 4.000 bicicletas y más de 350 estaciones». Lejos de este propósito, en el presupuesto municipal de 2019 figura que Bicimad perderá 398 bicicletas con respecto al de 2018, rebajando su disponibilidad de 2.496 vehículos a 2.028, un 18,75% menos. Medio Ambiente no ha ofrecido ninguna explicación acerca de esta rebaja. Sobre todo teniendo en cuenta que, como Madrid Central, la ampliación de Bicimad forma parte de las líneas estratégicas del Plan A de calidad del aire de este gobierno. Será el grupo municipal popular el que pregunte a la delegada del ramo este jueves el motivo. Sabanés comparecer a partir de las 13.30 horas en la Plaza de la Villa para informar sobre sus competencias en el Presupuesto General del Ayuntamiento 2019.

Una piedra en el zapato

Bicimad ha sido la gran piedra en el zapato de Inés Sabanés. El proceso de cesión se hizo sin realizar una auditoría previa y con informes faltos de documentación para justificar los 10,5 millones de euros que se pagaron a Bonopark por asumir su gestión. Desde que ABC destapó este hecho en noviembre de 2017, el caso ha acabado en los tribunales (aún en fase de instrucción); se ha celebrado una comisión de investigación que llegará a su término a principios de enero y la Cámara de Cuentas está auditando a la Empresa Municipal de Transportes (EMT) desde junio por esta operación.

El PP, con José Luis Martínez-Almeida como portavoz, interpuso una querella en el Juzgado de Instrucción 52 contra Sabanés y el gerente de la EMT, Álvaro Fernández Heredia. Acusa a ambos de delitos de malversación y prevaricación. Su imputación depende en gran medida del peritaje independiente que solicitó la magistrada Belén Sánchez al TSJM.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!