Benedetta Pilato, el √ļltimo prodigio de la nataci√≥n mundial

U√Īas pintadas de rosa chicle, pelo rizado, la mitad te√Īido de rubio, y cuerpo a medio hacer. Es Benedetta Pilato, italiana, catorce a√Īos, seis meses y diez d√≠as, la √ļltima ni√Īa prodigio de la nataci√≥n mundial de la que todo el mundo habla despu√©s de colgarse la medalla de plata en los 50 braza.

Se quita el gorro, mira el tiempo y se abraza a Lilly King, que acaba de proclamarse campeona del mundo. Ha sido diecis√©is cent√©simas m√°s r√°pida que ella, pero a ‘Benny’ hoy le da igual.

Llora y no acaba de creérselo. Es la nadadora italiana más joven en debutar en un Mundial y lo ha hecho a lo grande. Comparte el podio con Lilly King y con Yuliya Efimova, una nadadora rusa que prácticamente le dobla en edad.

¬ęNo me lo creo, estoy muy contenta, no puedo decir nada m√°s. Estoy trabajando bien, tengo que pensar en el Mundial juvenil, pero quiero vivir este momento. Nunca hab√≠a estado tan nerviosa antes de una carrera, debe ser normal¬Ľ, dijo tras ganar la plata.

Pilato no esperaba ganar una medalla, ni siquiera lo pensó cuando en la víspera batió el récord de Italia y bajó de los 30 segundos (29.98). Este domingo, con dos centésimas más, solo Lilly King la ganó.

Y la estadounidense a la que se abraz√≥ desconsolada tras confirmarse el tiempo le pregunt√≥ si estaba todo bien; y le dijo que se acercara para compartir la foto de las tres medallistas y los fot√≥grafos le dijeron que mordiera la medalla y Benedetta, ‘Benny’, les hizo caso, porque ella segu√≠a en una nube.

Pilato naci√≥ en Tarento, all√≠ donde empieza el tac√≥n de la bota del dibujo de Italia. Lleg√≥ a Gwangju procedente de Kaz√°n (Rusia), donde se hab√≠a proclamado campeona europea j√ļnior, y ya piensa en el Mundial juvenil.

Nunca ha trabajado en una doble sesión, de hecho, no se entrena en Tarento sino en Pulsano, a dieciséis kilómetros de casa. Ni siquiera se entrena a diario, sino tres veces a la semana, y como mucho nada cinco kilómetros por sesión.

No tiene cuenta en las redes sociales, dice que no le gustan las discotecas y que su vida pasa entre la piscina y sus estudios de ciencias aplicadas en un instituto de Tarento, que este a√Īo ha completado con una media de 8,8. ¬ęEstudiar es mi prioridad¬Ľ, comenta.

Dice que en la pared de su habitaci√≥n no hay p√≥sters con ning√ļn √≠dolo, pero reconoce que siempre se ha sentido atra√≠da por los bracistas: ¬ęSon de una clase especial¬Ľ.

Empez√≥ a nadar con cuatro a√Īos, se fij√≥ en ella Vito d’Onghia y √©l sigue siendo su entrenador ahora. En los √ļltimos meses, todo ha cambiado. En junio, Pilato bati√≥ el r√©cord de Italia (30.13), en Gwangju a√ļn lo ha rebajado quince cent√©simas m√°s, un mundo para una prueba como la suya.

¬ęEs verdad que parece m√°s grande lo que es. Pero bajo la exuberancia de una gran nadadora se esconde la fragilidad y la inseguridad de una ni√Īa de catorce a√Īos¬Ľ, advierte d’Onghia.

A Benedetta, a ‘Benny’ muchos la han descubierto en este Mundial. Entrenadores de diferentes pa√≠ses estudian esa t√©cnica tan particular que la ha llevado a lo m√°s alto, mientras, ella piensa en el pr√≥ximo Mundial juvenil, d’Onghia en c√≥mo alargar el √©xito del 50 al 100 braza y el mundo de la nataci√≥n espera expectante para que todo siga su curso.

Pilato es la √ļltima joya de un mundial en la que se han dado a conocer j√≥venes valores, como la estadounidense Regan Smith (19 a√Īos, un oro y dos r√©cords mundial), la australiana Ariarne Titmus (18 a√Īos, dos oros, una plata y una victoria sobre Katie Ledecky), la canadiense Margaret MacNeill (19 a√Īos, oro en los 100 mariposa) o el h√ļngaro de 19 a√Īos Kristof Milak (oro y r√©cord del mundo de los 200 mariposa, una plusmarca que estaba en poder de Michael Phelps).

‘Benny’ tiene prisa solo cuando se tira a la piscina. Sabe que tiene que ir apurando etapas, aunque a veces no sepa si est√° en Tarento, en Kazan, en Gwangju o en la piscina de Pulsano, donde seguramente tendr√° que ir a nadar m√°s de tres veces por semana a partir de ya.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!