Benalla niega que fuera el guardaespaldas de Macron

Alexandre Benalla, el exasistente personal del presidente francés, Emmanuel Macron, imputado por haber golpeado a manifestantes el pasado 1 de mayo, ha negado este miércoles que fuera el guardaespaldas del presidente ni su responsable de seguridad.

Durante el interrogatorio al que ha sido sometido por la comisi√≥n de investigaci√≥n abierta en el Senado por el llamado ¬ęcaso Benalla¬Ľ, el acusado no ha respondido a preguntas sobre su presencia en la manifestaci√≥n ampar√°ndose en el secreto de la instrucci√≥n judicial.

Benalla se ha limitado a repasar su carrera profesional que le llev√≥ a llegar al El√≠seo como asistente personal de Macron, de quien se ocupaba de la coordinaci√≥n de sus actos en Francia y sus salidas personales, lo que justificaba, seg√ļn su testimonio, su presencia casi permanente al lado del presidente. Pero ha sido tajante al asegurar que la seguridad del presidente no reca√≠a en sus manos y ha afirmado que eran los agentes de la polic√≠a y la gendarmer√≠a quienes se ocupaban de esos asuntos.

¬ęSi yo estaba a la derecha del presidente siempre hab√≠a un agente a la izquierda. O al rev√©s¬Ľ, ha asegurado Benalla, quien ha se√Īalado que su funci√≥n era de asistente personal de Macron, una funci√≥n que no exist√≠a con otros presidentes. Ha a√Īadido que tambi√©n se ocupaba de las salidas privadas del presidente, en las que coordinaba ¬ęel confort¬Ľ del jefe del Estado y en ning√ļn caso la seguridad.

Benalla ha se√Īalado que contribuy√≥, sin embargo, en la coordinaci√≥n de los diferentes servicios de protecci√≥n presidencial, divididos entre la polic√≠a y la gendarmer√≠a, pero que se neg√≥ ser ¬ęel jefe¬Ľ de los mismos.

El asistente ha indicado que sus funciones se encuadraban dentro del gabinete del presidente y no de los responsables de seguridad y lo ha calificado de ¬ępuesta en escena o de director de orquesta¬Ľ.

En cuanto a su permiso de armas, Benalla ha asegurado que lo solicit√≥ por su seguridad personal y no para proteger al presidente. En ese sentido, ha se√Īalado que solo la portaba cuando acababa su misi√≥n en el El√≠seo ¬ęsalvo en dos o tres ocasiones¬Ľ cuando fue a un viaje de Macron directamente desde su casa.

Benalla ha confirmado que pudo haber alguna fricción con personal del Elíseo porque su forma de trabajar era diferente, más diligente, a su juicio, que la que suelen hacer esos funcionarios. En el ambiente han quedado numerosas preguntas que los senadores no han podido hacer al tratarse de asuntos investigados por la justicia o protegidos por el secreto de Estado.

Lee m√°s: abc.es


Comparte con sus amigos!