Banksy reaparece por San Valentín con una provocadora nueva obra en Bristol

Guardar

Banksy ha decidido hacerle otro regalo sorpresa a su ciudad natal, Bristol (Inglaterra) el día de San Valentín. El nuevo mural del artista callejero muestra a una niña pequeña con un tirachinas con el que acaba de lanzar que provoca una explosión de flores rojas.

El reivindicativo creador ha confirmado la autoría de su nueva obra con su procedimiento habitual: la publicación de varias imágenes a través de su cuenta en Instagram y en su página oficial.

El graffiti, que ha aparecido en uno de los laterales de una casa situada en el barrio de Barton Hill de la localidad, inmortaliza a la pequeña protagonista en blanco y negro con un pañuelo en la cabeza.

Una de sus manos sostiene el tirachinas, mientras que el otro brazo permanece estirado detrás, dando la impresión de que acaba de realizar un certero tiro. Siguiendo la trayectoria del tiro, en la parte superior de la pared, la «explosión» causada que se asemeja a una salpicadura de sangre, hecha de hojas y flores de plástico rojo.

El artista callejero suele llamar la atención en sus obras sobre los problemas sociales al agregar elementos de oscuridad a escenas alegres. En esta ocasión, Banksy parece jugar con la aparente inocencia de la niña y el contraste con la violencia de sus actos.

Las pasadas navidades, el hotel de Banksy en la ciudad palestina de Belén acogía un provocador nacimiento suyo, en el que José, María y el niño Jesús tienen de telón de fondo el imponente muro israelí con un impacto de proyectil con forma de estrella.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!