Bale también enfada a su país

Casi en posición vertical, sin apenas flexionar sus piernas. Andando y a cierta distancia de Taulant Xhaka. La forma de defender de Gareth Bale durante una jugada del amistoso entre las selecciones de Albania y Gales, que acabó con derrota visitante por la mínima, ha indignado a sus paisanos.

Si bien hasta ahora las convocatorias de su selección, en la que es la máxima estrella, suponían un inyección de moral para Bale frente a su «complicada» vida en el Real Madrid, su actitud en el último partido puede poner fin a esa idílica relación.

En la jugada en cuestión Bale mostró su peor cara, la que se puede ver con cierta frecuencia cuando viste la camiseta blanca. El atacante galés bajó a posiciones defensivas para ayudar a tapar huecos pero no se empleó con todas sus ganas para frenar a Xhaka. El albanés tuvo tiempo para parar el balón, pensar, conducirlo y centrar al área con absoluta tranquilidad. Y la jugada casi acabó en gol local.

Segunda derrota consecutiva

La selección de Gales finalmente cayó derrotada por 1-0 ante el combinado que entrena el italiano Christian Panucci, en un choque disputado en Elbasani (Albania). Un solitario tanto de penalti en el minuto 59 de Bekim Balaj, jugador del Akhmat Grozny ruso, dio la primera victoria de Albania sobre Gales.

Bale no fue titular. Saltó al campo nada más llegar el tanto de Balaj y en sustitución del jugador del Bournemouth David Brooks, cuando Ryan Giggs sacó toda su artillería en busca del tanto de la igualada, ya que además del madridista hizo salir desde el banquillo a Aaron Ramsey y Ben Woodburn, pero sin éxito.

Se trata de la segunda derrota consecutiva de Gales, tras la encajada el 16 de noviembre pasado ante Dinamarca (1-2) en la Liga de Naciones.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!