Bale se queda, no hay cuento chino

Gareth Bale se queda en el Real Madrid. «Todo fue un cuento chino», comentaba un profesional del Real Madrid. La oferta del Jiangsu Suning no fue mejorada en las últimas horas y el galés, que está dispuesto a marcharse de la casa blanca, descartado por Zidane, no se va al fútbol asiático. China cerró su «market» de fichajes a las seis de la tarde de hoy, hora española, y no hubo nueva propuesta para concretar el traspaso.

Es la falta de garantías de la oferta del Jiangsu Suning la que ha frenado su fichaje. El futbolista había decidido irse a la Superliga china, dejaba en segundo plano la posición negativa de su familia y la incertidumbre que generó la propuesta del club asiático impidió la operación. No hubo garantías del club oriental porque sencillamente desistió al saber que el Real Madrid pedía un traspaso.

Zidane pide el adiós del galés, que ahora le queda el mercado inglés, que cierra el 8 de agosto

El británico no viajó a la Audi Cup y se quedó a trabajar en Valdebebas por si llegaba una nueva propuesta de Oriente. Como sucedió en Estados Unidos, prefería no arriesgarse a una lesión y esperar a un posible acuerdo entre los clubes. Por ello no se enfrentó ayer a su antiguo equipo, el Tottenham. No hubo novedades y se queda en el Real Madrid.

El Real Madrid pide traspaso

El Real Madrid solicitaba (y solicitará) un precio de transferencia al Jiangsu y al club que quiera al británico, un mínimo de 50 millones de euros. Nunca regalará al futbolista. Y ahí quedó todo paralizado. Se enturbió el ambiente al escucharse la especulación de que el Jiangsu ficharía a Bale para después «cedérselo» al Inter, equipo del que también es propietario. Trampas, las justas. Si la escuadra de Milán fuera su sitio final, el precio sería de un mínimo de 65 millones íntegros para las arcas del Real Madrid. Los dueños asiáticos de la escuadra milanesa ya presionaron el año pasado sobre Modric para que se viniera gratis, con un gran salario destinado al croata. Nada, todo se quedó en un intento baldío, frustrado. Quien desee a Bale debe pagar un dinero.

El mensaje que el Real Madrid ha lanzado respecto al británico lo hace extensivo a James Rodríguez: no se regalará a ninguno de los dos, o se cobra un traspaso o se quedan en el plantel.

Mariano vale 25 millones

Si la puerta oriental se cierra, Barnett volverá a mover la carta inglesa, que tiene de límite hasta el 8 de agosto. El Tottenham es el camino, pero ese mercado está muy difícil. Bale ha comprendido con la crudeza demostrada por Zidane que no jugará y busca un destino, pero no es fácil .

El club español busca dinero y, junto a Bale y James, quiere traspasar a Mariano. El precio ronda los 25 millones. El Mónaco y la Roma le pretenden, entre otros conjuntos. El dominicano tiene cartel. Zizou intenta convencerle para que se vaya a un conjunto donde juegue con continuidad. En el Real Madrid sería un tercer nueve.

Lee más: abc.es


Comparte con sus amigos!